Alberto Fernández y Kristalina Georgieva
Alberto Fernández y Kristalina Georgieva

El presidente electo, Alberto Fernández y la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, hablaron esta tarde por teléfono. Si bien fue una conversación protocolar, y preliminar de lo que vendrá luego del 10 de diciembre, el tema central fue la deuda externa local y cómo se renegociará el préstamo que el organismo le dio a la Argentina el año pasado por USD 57.000 millones.

Según un comunicado del Frente de Todos, el presidente electo manifestó: “Vamos a proponer un plan económico sostenible y un acuerdo de pago que podamos cumplir, pero sin más ajuste”. Hablaron con una interprete de por medio y Fernández estaba en su flamante oficina en Puerto Madero.

“Me han conmovido sus prioridades: la reducción de la pobreza y la lucha contra el hambre en un entorno económico que permita crecer y generar empleo, para mejorar la vida del pueblo argentino”, dijo Georgieva, según el comunicado local. Fernández aclaró que está “en condiciones de proponer” un acuerdo de pago pero “sin más ajustes”. “Queremos asumir un compromiso que podamos cumplir”, reafirmó el futuro jefe de Estado.

Esta mañana Georgieva, reemplazante de Christine Lagarde, había dicho en una entrevista con Bloomberg que el FMI espera ver los planes económicos de Fernández y que está abierto para discutir con el nuevo Gobierno sobre la “viabilidad fiscal” de sus propuestas y cómo lograr en forma sustentable una vuelta a los mercados.

“Queremos ver que es lo que está pensando el nuevo Gobierno. Reconocemos que la pobreza creció en la Argentina; entonces cualquier plan que pongan en marcha tiene que tener en cuenta el impacto en la población más vulnerable. Esperamos ver más atención en protección social y ya estamos hablando con nuestros colegas del Banco Mundial y del BID para que apoyen esta clase de planes”, señaló Georgieva.

Luego destacó que todo tiene que darse en una contexto “sostenible”. "Entonces, podrían volver a los mercados. Espero que puedan discutir con el FMI sobre cómo hacerlo. El Gobierno tiene que encontrar la forma de mantener las restricciones presupuestarias que existen y para eso necesitan continuar trabajando y ver dónde el gasto público no está dando resultados valiosos para el país. Obviamente, cada país debe hacer eso por su cuenta y ver atentamente qué políticas permiten destrabar inversiones y generar crecimiento”, agregó.