Argentina
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Arman una subasta online con camisetas de Messi y Maradona

La empresa argentina Matchday rematará 56 artículos de futbolistas muy famosos. Hay una de la Selección firmada por todo el plantel que juega en Qatar.

Durante diciembre y aprovechando el furor del Mundial, la empresa Matchday Auctions Futbol rematará por Internet 56 artículos deportivos que usaron grandes futbolistas en partidos oficiales. Pero entre tantas "reliquias" sobresalen 6 camisetas de Lionel Messi, una de las cuales está firmada por todos los jugadores de la Selección que compiten en Qatar. Hay otras 2 de Maradona: una de Boca del Nacional 1981 y otra del Napoli, que utilizó en la temporada 1986/87, cuando el equipo italiano salió campeón.

Son los platos fuertes de una subasta online, que arrancó el 1 de diciembre pasado y culminará el próximo 22, cuatro días después de la final de la Copa del Mundo. La empresa organizadora, Matchday, fue creada en la pandemia por Yael Rodríguez, Emiliano Abreu y Juan Manuel Piñeiro, que implementaron un sistema electrónico para vender prendas y objetos de fútbol codiciados por coleccionistas o fanáticos.

"La mayoría proviene de ex jugadores, sus familiares o de coleccionistas. Trabajamos con la modalidad de consignación, se firma un contrato y percibimos una comisión por la operación", explica Rodríguez a Clarín. El mecanismo se inicia con un proceso de autenticación, una investigación que lleva semanas y que compara el objeto real con fotos de época, videos, archivos de noticias y hasta testimonios de testigos, entre otras cosas. "Con eso, sugerimos el precio inicial de venta", agrega.

Entre otras cosas, hay una camiseta de Messi del Barcelona de 2010, que cotiza en US$ 6.500, y muchas otras de figuras de la talla de Ronaldinho y Neymar (Barcelona), Zanetti (Banfield), Zico (Flamengo), Tevez (Selección alternativa), Alonso (Velez) y Juan Carlos Lallana, del River de 1967. También se rematan unos botines de Luis Suárez (US$ 650), una medalla del Boca campeón de la Libertadores de 2001 (US$ 350), un álbum del Mundial de Uruguay de 1930 (US$ 750) y una réplica exacta del trofeo del Mundial bañado en oro (US$ 9.000).

Tales son los precios mínimos desde el cual los interesados pueden presentar ofertas, como si fuese una licitación. Es decir, gana el que ofrece el valor más alto y no se contemplan contraofertas. Sobre el negocio, Rodríguez explica que Matchday cobra una comisión del 20% al vendedor (que está incluido en el precio base) y otro 15% al comprador "por el trabajo de autenticación".

Esta es la segunda subasta que realiza Matchday. En la primera se despacharon 35 artículos, lo que permitió redondear una recaudación de US$ 9.700. La "joyita" en esta segunda tanda es la camiseta de la Selección que lleva la 10 de Messi y que firmó todo el plantel con fines benéficos, ya que lo obtenido -según lo pactado con la AFA- será destinado a la Fundación del Hospital Fernández. Se estipuló un precio base de US$ 5.500. ¿Cuál sería el valor si la Argentina finalmente se consagra campeón?

Por ahora, dice Rodríguez, Matchday es un negocio secundario para los tres socios y que surgió de una pasión en común: el hobby de coleccionar camisetas de River. Pero eso podría cambiar en función del desarrollo de la plataforma. En abril del año próximo, la firma apuesta a dar un gran salto ya que saldrá a subastar una camiseta de un valor histórico indudable, muy valorada por los alemanes y extremadamente dolorosa para los argentinos.

Es la casaca que usó Andreas Brehme, autor del único gol en la final del Mundial 90, en Italia, contra la Selección Argentina de Maradona y Bilardo, y que tendrá un precio base de US$ 1,2 millones. La prenda llegó por parte de un coleccionista, que también entregó la camiseta del argentino Juan Simón, que cotizará inicialmente entre US$ 7.000 y US$ 10.000.

"El propio Brehme autenticó la camiseta cuando se la mostramos. Nos dijo que él no la tenía y nos envió un video a modo de validación", dice entusiasmado Rodríguez. Las dos camisetas, la de Brehme y la de Simón, las tenía un coleccionista argentino que trabajaba en el aeropuerto italiano donde embarcaron las dos selecciones y "las encontró en un bolso de utilería", señaló.