Argentina

Con tiempo adverso para la siembra, el precio de la soja subió en Chicago por quinta rueda consecutiva

En momentos en que se inicia la siembra de la campaña 2021/2022 sobre el medio oeste de los Estados Unidos, el precio de la soja sumó hoy la quinta rueda alcista consecutiva en la Bolsa de Chicago, donde las condiciones climáticas adversas para el progreso de las labores de campo alentaron compras desde el sector de los fondos de inversión, que comienza a apostar por una cosecha menor a la que resultaría necesaria para aliviar las tensiones que persisten entre la oferta y la demanda de la oleaginosa, que en la actualidad generan disputas entre los compradores en el mercado físico estadounidense.

Esa puja por conseguir mercadería para mantener activas las fábricas y para completar embarques se reflejó sobre las pizarras, que al cierre de la rueda mostraron subas de US$6,06 y de 5,14 dólares sobre los contratos mayo y julio de la soja, cuyos ajustes fueron de 532,69 y de 527,82 dólares por tonelada. El nivel de la posición más cercana resulta el más alto desde los 537,39 dólares del 10 de junio de 2014 y representa un aumento del 66,6% respecto de los 319,77 dólares vigentes un año atrás.

Actualmente Estados Unidos tiene comprometido cerca del 98% del saldo exportable de poroto de soja 2020/2021, que en el informe mensual publicado el 9 del actual el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) elevó de 61,24 a 62,05 millones de toneladas. El ciclo comercial actual finaliza el 31 de agosto.

En el informe citado, el organismo debió racionar el consumo interno de soja para no ajustar una vez más el nivel previsto para las existencias finales, que son calculadas en 3,25 millones de toneladas, las más bajas desde la campaña 2013/2014, que dejó como remanente 2,50 millones. Esos 3,25 millones de toneladas que quedarían como stock inicial para el ciclo 2021/2022 implican una caída del 77,2% respecto de los 14,28 millones que dejó como remanente la temporada comercial 2019/2020.

Y mientras las existencias estadounidenses se agotan y Brasil exporta a todo vapor su cosecha, que ya progresó sobre el 91% del área apta, desde el lado de la demanda no aparecen signo de racionamiento por los elevados precios de la materia prima. Tanto es así que la semana pasada la Administración General de Aduanas de China relevó las importaciones de soja de marzo en 7,77 millones de toneladas, que elevaron el total comprado en el primer trimestre del año hasta los 21,20 millones y lo ubicaron un 19% arriba del volumen importado en igual segmento de 2020.

Luego del informe sobre perspectiva de siembras que el USDA publicó el 31 de marzo último a los operadores les quedó como concepto inexorable que el desarrollo de la campaña 2021/2022 debería estar cerca de los parámetros ideales, desde la siembra y hasta la cosecha, ya que de no ser así, el alivio para la estrecha relación que existe entre la oferta y la demanda de soja, tanto interna como global, podría no llegar.

Esa mirada respondió a una intención de siembra calculada por el USDA en 35,45 millones de hectáreas, contra los 36,42 millones previstos en promedio por los operadores.

Ahora que las sembradoras comenzaron a moverse por el medio oeste –zona núcleo para la producción estadounidense de granos gruesos–, con un progreso sobre el 3% del área prevista, ese ideal comenzó a desdibujarse, producto de lluvias insuficientes y, sobre todo, de temperaturas extremadamente frías en el primer tramo de la primavera. Nevadas y heladas tardías sobre algunos de los principales Estados agrícolas encendieron las alarmas del sector especulador, que comenzó a sumar prima de riesgo climático, tanto a la soja como al maíz, por eventuales demoras en las tareas de siembra e, incluso, por posibles daños sobre los cultivos de siembras tempranas.

Hoy la posición noviembre de la soja, que marca la entrada en el circuito comercial de la nueva cosecha, aumentó US$3,68 y cerró con un ajuste de 471,79 dólares por tonelada. Este valor resultó un 51,8% mayor a los 310,77 dólares vigentes un año atrás para dicho contrato. Vale destacar que el aumento no fue mayor por la posibilidad de que un atraso en la implantación de maíz aporte más hectáreas a la soja, que cuenta con una ventana de siembra más amplia que la del cereal.

El período actual, conocido como “mercado climático” por la influencia que adquieren los reportes meteorológicos en la formación de los precios agrícolas entre mediados de abril y fines de agosto, es un tiempo de volatilidad para las cotizaciones, dado que las entradas y salidas (compras y ventas de contratos) de los grandes fondos de inversión especuladores se torna más agresiva por sus apuestas sobre el resultado de la cosecha de granos gruesos, que comienza con el maíz, entre fines de agosto y principios de septiembre, y sigue con la soja desde mediados de septiembre.

Frente a ello, los especialistas recomiendan seguir con atención las variaciones de precios que se darán en Chicago y sus repercusiones sobre el mercado local para ejecutar estrategias comerciales que permitan fijar pisos de precios altos y que abran la posibilidad de usufructuar eventuales nuevas subas.

Bajo las mismas lógicas de la soja, de una ajustada relación entre oferta y demanda, y de condiciones de tiempo adversas para la siembra, con perspectivas de temperaturas inferiores a las marcas normales y lluvias también debajo de los registros promedio para el medio oeste, el maíz también se negoció en alza hoy en Chicago y se mantiene en el nivel más alto desde mediados de 2013.

En efecto, las posiciones mayo y julio del cereal sumaron US$2,56 y 2,65, luego de cerrar con ajustes de 233,06 y de 228,53 dólares por tonelada. El contrato septiembre, que marca la entrada de la nueva cosecha en el circuito comercial, aumentó US$3,15 y quedó con un valor de 211,60 dólares, que resultó un 64,4% mayor que los 128,74 dólares vigentes un año atrás.

En su informe semanal sobre el estado de los cultivos, el USDA relevó hoy el progreso de la siembra de maíz estadounidense sobre el 8% de la superficie prevista, por encima del 6% del año pasado y del 8% promedio de las últimas cuatro campañas, pero por debajo del 10% previsto por el mercado.

Un dato a tener en cuenta, el organismo indicó que en Texas –siembra en modo muy temprano– ya emergió el 51% del maíz sembrado. Ocurre que sobre ese Estado se pronostican heladas muy fuertes hasta el miércoles, que podrían dañar los cultivos en una región que si bien no es de las más relevantes en el nivel país puede aportar entre 7 y 10 millones de toneladas, en momentos en los que cada tonelada cuenta, sobre todo aquellas que puedan entrar como primicia en el circuito comercial y hagan más suave el empalme entre las campañas.

Cabe recordar que en su último informe mensual el USDA ajustó el stock final estadounidense de maíz 2020/2021 de 38,15 a 34,34 millones de toneladas, un nivel que, como en el caso de la soja, es el más bajo desde el ciclo 2013/2014 y que resulta un 29,6% inferior al remanente de la campaña 2019/2020, de 48,76 millones de toneladas.

Las subas externas posibilitaron alzas para los precios de la soja en el mercado doméstico, donde la demanda elevó sus propuestas de 330 a 333 dólares por tonelada con entrega inmediata sobre las terminales del Gran Rosario. Los 30.880 pesos equivalentes de la oferta de los compradores quedaron, sin embargo, debajo de los 32.453 pesos calculados como FAS teórico para la industria aceitera exportadora por la Bolsa de Comercio de Rosario.

Las pizarras del Matba Rofex mostraron alzas de US$2,70 y de 2,20 sobre los contratos mayo y julio de la soja, cuyos ajustes fueron de 340 y de 343,50 dólares por tonelada.

Las propuestas de los exportadores por el maíz disponible crecieron hoy de 210 a 214 dólares por tonelada de maíz para la zona del Gran Rosario y de 215 a 217 dólares para los puertos de Bahía Blanca y de Necochea.

En el Matba Rofex los contratos abril y julio del maíz sumaron US$1 y 1,30 al terminar la rueda con ajustes de 213 y de 199,30 dólares por tonelada.

Conforme a los criterios de

Conocé The Trust Project

Football news:

Griezmann spoke with Hamilton and visited the Mercedes boxes at the Spanish Grand Prix
Barcelona feels that Neymar used it. He said that he wanted to return, but extended his contract with PSG (RAC1)
Aubameyang to the Arsenal fans: We wanted to give you something good. I am sorry that we could not
Atletico did not lose at the Camp Nou. Busquets' injury is the turning point of the match (and the championship race?)
Verratti injured his knee ligaments in PSG training. Participation in the Euro is still in question
Neymar's contract in one picture. Mbappe wants the same one
Manchester United would like to sign Bellingham in the summer, not Sancho. Borussia do not intend to sell Jude