Argentina

Del "Todos contra Boca" al "Boca no nos va a llevar por delante": una pelea de gigantes que acaba de empezar

Al final de la noche, cuando ya se habían tocado todos los contactos, Jorge Amor Ameal entendió que ya no valía la pena seguir insistiendo con la postura más drástica: no presentar el equipo para jugar contra Banfield. “Esto es todos contra Boca”, bramó el presidente. Pronto se comunicó con Juan Román Riquelme para que empezara a tomar cartas en el asunto. Y casi de madrugada, mientras la Liga emitía un comunicado en el que volvía rechazar el pedido de postergación, el vicepresidente ídolo y Miguel Angel Russo ya estaban pensando cómo preparar el partido junto a Sebastián Battaglia, técnico de la Reserva.

Eso sí, detrás de las idas y vueltas, quedaron heridas. Y la relación de Boca con la Liga está rota. Más allá de la presencia de Roberto Digón, vice tercero que asiste a las reuniones en Puerto Madero, no hay retorno. Ameal siente que todos conspiraron contra su club. Hay algo de victimización, está claro.

De no haber sido por la lucha de espartanos que encabezó Raúl Cascini –cada vez más cuestionado internamente- en las entrañas del Mineirao, los xeneizes podrían haber contado con sus titulares. La presencia de la Policía en ese sector se tomó como una filtración a la burbuja, más allá de las cartas de la Conmebol y la Embajada argentina en Brasil en el sentido contrario. Pero también hay una contradicción y esa pregunta se hacen en Brandsen 805: ¿cuál es la diferencia entre salir del hotel Intercontinental hasta Casa Amarilla para entrenarse y jugar un encuentro oficial?

Los incidentes que protagonizó la delegación de Boca en el Mineirao terminaron en una burbuja rota que desembocó en tener que usar los pibes ante Banfield. Foto: Captura de TV

Los incidentes que protagonizó la delegación de Boca en el Mineirao terminaron en una burbuja rota que desembocó en tener que usar los pibes ante Banfield. Foto: Captura de TV

Rápidamente se podría contestar que los jugadores de Banfield corren riesgo. Las estadísticas no aportan conclusiones sobre contagios dentro del campo de juego. Boca, por las dudas, hizo su propio reporte a través de un comunicado oficial que presentó la convulsionada noche del viernes. En un punteo aseguró que su plantel cuenta con el 65% de sus miembros vacunados; el 83% recuperados de Covid-19; el 77% inmunizados con anticuerpos y un porcentaje nulo de infección intracompetencia. Además, informó que se sometió a 4 hisopados en los últimos 7 días.

Nada alcanzó para torcerle el brazo a los dirigentes de la Liga, que se manejaron de acuerdo a la Reglamentación vigente, al margen de que se comunicaron con todos los directivos. Sarmiento, Defensa y Justicia, Gimnasia, Lanús, River, Independiente y el propio Banfield, por citar algunos casos, tuvieron que jugar sus partidos de la Copa de la Liga Profesional con ausencias pesadas por los brotes masivos.

“Boca no nos va a llevar por delante”, dicen en la Liga. De ahí, la figura que hace su presidente y que alimenta una suerte de proteccionismo azul y oro, ese “todos contra Boca”. Enfrentado con la Conmebol por los fallos arbitrales que dejaron al equipo afuera de la Copa Libertadores y con la Liga por no “solidarizarse” con sus problemas sanitarios, estuvieron a punto de romper relaciones y bajar al equipo.

Jorge Amor Ameal tiró de la cuerda hasta donde pudo. Foto: AP

Jorge Amor Ameal tiró de la cuerda hasta donde pudo. Foto: AP

Entendieron que era peor el remedio que la enfermedad. Por más que a River no le hayan sacado puntos por no acudir al partido con Atlético Tucumán en la extinta Copa de la Superliga, las encuestas que hubo entre los hinchas en distintos medios y redes era contundente: la mayoría pedía jugar con los juveniles.

“Están gastados, pero es lo que hay”, admitieron en Boca, que los mandó a la cancha el viernes para meter presión. Confiaban en la promesa telefónica que habían recibido de parte de Marcelo Tinelli y desde las altas esferas gubernamentales. El presidente de la Liga negó que haya hecho un juramento ante Ameal. Alguien miente, está claro.

“Se dieron vuelta”, protestan en la Bombonera. La opinión pública había sido tajante. Hay argentinos varados en el exterior que no pueden volver o tienen que hacer cuarentena cuando pisan Ezeiza y hubiera sido otra decisión polémica permitir que Boca jugara con sus titulares después del escándalo en Belo Horizonte.

Lo que viene

Tinelli y Tapia, los hombres fuertes del fútbol argentino y una relación zigzagueante. Foto: Pool Argra

Tinelli y Tapia, los hombres fuertes del fútbol argentino y una relación zigzagueante. Foto: Pool Argra

La guerra Boca-Liga tendrá por delante nuevos capítulos. Los dirigentes xeneizes apoyan a Claudio Tapia, quien está en la mira del Gobierno, aunque todavía no se jugó la carta de la Inspección General de Justicia (IGJ) que podría desestimar la Asamblea del año pasado en la que se lo reeligió presidente de la AFA. Y volver a llamar a elecciones.

El respaldo de Pablo Toviggino ratifica el concepto. "Qué oportunidad dejó pasar el Fútbol Argentino con su Liga Profesional. Momento justo, para mostrarse solidarios y unidos. Pero No!!! Eligieron el camino del enfrentamiento y la discordia. Tenemos que cuidar los Clubes, abrazarnos y caminar juntos. Mi solidaridad con Boca Juniors", consignó el secretario ejecutivo de la Presidencia de la AFA en su cuenta de Twitter. Y añadió: "Estoy seguro que desde la Asociación del Fútbol Argentino hubiéramos procedido distinto. Toda la responsabilidad a los dirigentes que hoy conducen la Liga Profesional, la falta de manejo y el enfrentamiento, son sus cualidades permanentes. Es el momento de unir el Fútbol Argentino".

Tinelli tiene aspiraciones al sillón de Viamonte. Hace un mes tuvo un encuentro con Pablo Moyano –peleado con Chiqui, su ex cuñado- del que se habló mucho. Para la AFA, son los enemigos y el tuit de Toviggino lo deja claro. En definitiva, todo es rosca y lo que menos importa, aunque parezca mentira, es la pelota.

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Football news:

Roger Hunt, the 1966 world champion and Liverpool's top scorer in the English championship, has died
Manchester United wants 50-55 million euros for Martial. Because of this price, Borussia will not buy him if Holand leaves
Sulscher on titles: Manchester United must win. I hope that in May we will fight for the trophies that we want so much to return
Kante will miss the matches with Juventus and Southampton due to illness
Anelka on replacing Messi: Leo will never forget that Pochettino did this. You can't treat him like that
Ted Lasso is the most popular comedy about sports. The idea came from an advertisement for the Premier League, the actors do not understand anything about football at all
Koeman about Fati: We will give him more playing time, but everything depends on his condition