Argentina
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Día Mundial del Corazón: CABA se ilumina de rojo

Este 29 de septiembre se celebra el Día Mundial del Corazón. Una fecha para concientizar acerca del cuidado de la salud cardíaca y la importancia de tomar las medidas inmediatas al experimentar síntomas relacionados con enfermedades cardíacas.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de defunción en el mundo y, según estimaciones, se cobran 17,9 millones de vidas cada año.

Muerte súbita: la importancia de conocer las maniobras de RCP

La muerte súbita representa un problema sustancial de salud pública debido a que ocasiona muerte prematura, en forma inesperada, y dentro de la primera hora del inicio de los síntomas, por lo que constituye un evento devastador, con fuerte impacto social. Estos eventos en más del 70% de los casos se producen en el hogar, trabajo, campos deportivos y otros lugares públicos, lo que se conoce como ámbito extrahospitalario, transformando a un familiar, amigo o un espectador ocasional, en la primera persona encargada de atender un episodio de esta naturaleza.

A nivel estadístico, se estima que unos 3 millones de personas fallecen por muerte súbita cada año, en Argentina significan unos 40 mil casos de muerte súbita anuales, es decir que se cobra una nueva víctima cada 15 minutos. Según la American Heart Association (AHA), realizar RCP a una persona duplica o triplica sus posibilidades de sobrevida frente a un evento de muerte súbita.

Con el objetivo de capacitar a la comunidad en general para prevenir muertes, la Federación Argentina de Cardiología (FAC) desarrolló un proyecto que busca extender lazos hacia todo el país y afianzar la Red Nacional de RCP, por lo que se brindará entrenamiento en RCP este viernes a lo largo y a lo ancho de todo el país.

Cabe destacar que este proyecto de la FAC denominado Salva una Vida con tus manos, fue seleccionado, debido a su relevancia como estrategia fundamental para salvar vidas, por la Organización Mundial del Corazón. 

Obelisco rojo

Gracias al trabajo conjunto con el Ministerio de Salud y el Ministerio de Espacio Público de la Ciudad, el viernes 29 de septiembre se iluminará de color rojo el Obelisco, la Legislatura porteña y varios edificios emblemáticos, para generar conciencia sobre la principal causa de muerte a nivel mundial y la necesidad de evitar muertes prevenibles. 

Entre otras actividades, en la Legislatura, esta tarde, entre las 16 y las 18, se dictará el curso de RCP. También en la sede de la FAC de la calle Bulnes se realizarán varias actividades relacionadas el 28 y 29 de septiembre. Finalmente, en el Hospital de Niños Dr. Ricardo Gutiérrez será a partir de las 10 hs. 

En relación a estas acciones, días atrás la Cámara de Diputados de la Nación firmó un convenio para capacitar a todos sus integrantes en RCP.

Además de CABA, se unieron en esta cruzada, de entrenamiento gratuito para la comunidad, las ciudades de Villa María (Córdoba), Salta, Jujuy, Rosario, San Juan, Corrientes, Paraná (Entre Ríos), La Plata, Santa Fe, Merlo (San Luis) y hasta la Base Marambio en la Antártida Argentina. Para llevar adelante estas actividades la Federación trabajará en conjunto con instituciones como la Cruz Roja, el Rotary Club, las sociedades de cardiología locales, Fundación UDEC, entre otras.

Muerte súbita

Las personas con mayor riesgo de muerte súbita se encuentran en ambos extremos de la vida. Por un lado, los lactantes hasta el 6° mes de vida y, por el otro, los adultos, por enfermedades cardiovasculares, principalmente debido a aterosclerosis, que se relaciona a factores de riesgo cardiovascular como la edad, hipertensión arterial, diabetes, antecedentes heredofamiliares, estilo de vida sedentario, o con malos hábitos como el tabaquismo y el consumo de drogas. Mientras que en los niños y jóvenes la prevalencia de muerte súbita es baja y se debe en su mayoría a alteraciones del corazón congénitas tanto estructurales como eléctricas.

La causa de una muerte súbita es una arritmia cardiaca maligna: la fibrilación ventricular, que desencadena una actividad eléctrica cardiaca caótica incapaz de generar latido cardíaco efectivo, por tanto, el corazón deja de bombear sangre, la presión arterial cae a cero y se anula el riego sanguíneo del cerebro y del resto del cuerpo, es allí cuando los nutrientes dejan de llegar a los órganos, que rápidamente empiezan a sufrir. 

Es importante saber que el órgano más vulnerable es el cerebro, unos pocos minutos en parada cardiaca pueden ser la causa de lesiones cerebrales graves; de hecho, estas son las principales secuelas en los pacientes que son reanimados. 

Por lo tanto, a cada minuto que pasa, la probabilidad de supervivencia disminuye en un 10%. Es decir, que al cabo de diez minutos, dichas posibilidades son mínimas. Por ello, la reanimación debe empezarse de forma extraordinariamente rápida, idealmente en menos de tres minutos desde el comienzo del cuadro. 

En este sentido, la Federación Argentina de Cardiología, fue una de las instituciones científicas que logró que el 1°de julio del año 2015 se sancionara la ley 27.159 de “Muerte Súbita. Sistema de Prevención Integral” que establece la obligatoriedad de contar con al menos un cardiodesfibrilador automático externo (DEA) en lugares públicos y privados con concentración o circulación diaria superior a 1000 personas/día, teniendo en cuenta que la desfibrilación dentro de los 3 a 5 minutos del episodio de muerte súbita puede producir tasas de supervivencia de entre el 50 a 70%. 

Síntomas y prevención

Se debe prestar atención a síntomas tales como dolor de pecho que se irradia a la espalda y brazos, que se puede acompañar de sudoración, debilidad y/o falta de aire. 

La prevención, sobre todo en los adultos, se enfoca en la detección y control de los factores de riesgo cardiovasculares, por lo cual la visita regular a su médico de cabecera es muy importante, incluyendo una evaluación más exhaustiva no sólo en aquellas personas que realizan actividad física competitiva sino también recreativa, para lo cual se indica un examen físico, electrocardiograma, prueba de esfuerzo (ergometría) y, eventualmente, de una ecografía del corazón.

Durante la niñez y adolescencia, se resalta la necesidad de los controles médicos pre competitivos, orientados de acuerdo a la edad y actividad física del paciente; con especial hincapié en las recomendaciones de la Federación Argentina de Cardiología (FAC) que indican una evaluación cardiovascular (con electrocardiograma) en la etapa prepuberal y luego en la post puberal. 

Desde la FAC se trabaja enérgicamente en la Red Nacional de RCP y Áreas Cardioasistidas para asesorar tanto a las autoridades como a particulares sobre la importancia de capacitar a las personas en las maniobras de RCP, ya que prevenir y capacitarse constituyen herramientas fundamentales.