Argentina

Infectología: la especialidad "de moda", con una amplia oferta para formarse

La pandemia del coronavirus los puso en el centro de la agenda mediática, y hoy es muy común encontrarse con alguno de ellos en los noticieros e incluso en programas de interés general de radio o tevé. No es la primera vez que les pasa: ya habían tenido su cuarto de hora en aquella pandemia de Gripe A de 2009 -que no pasó a mayores-, cada vez que se desata una epidemia de dengue, o con los primeros casos de VIH en los años ochenta. 

Los infectólogos hoy están en boca de todos, pero muy pocos conocen exactamente a qué se dedican y cómo se forman. En principio, hay que saber que son médicos cuya especialidad es la infectología y que -básicamente- se ocupan es de atender las enfermedades causadas por microorganismos: virus, bacterias, hongos y parásitos.

Además de la atención de pacientes, están detrás del control de infecciones y otras tareas dentro de los hospitales, así como en el diseño de los planes de vacunación, entre otras tareas. 

Los infectólogos son más consultados desde que arrancó la pandemia de coronavirus. Luciano Thieberger

Los infectólogos son más consultados desde que arrancó la pandemia de coronavirus. Luciano Thieberger

Este lunes se celebra el Día del Infectólogo y no es posible saber cuántos hay el país, porque no existe un registro nacional que los unifique. Como dato indirecto, la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) cuenta, en estos momentos, con 927 socios y se suman entre 60 y 100 por año. Fueron 54 los que se asociaron en el año 2016; 106 en 2017; 80 en 2018; 106 en 2019 y 66 en 2020.

Aún es prematuro conocer si la actual pandemia incrementará el número de médicos que aspiren a ser infectólogos, pero lo que sí se sabe es que siguen siendo pocos para las necesidades del país.

Elementos con los que habitualmente trabajan los infectólogos.

Elementos con los que habitualmente trabajan los infectólogos.

“Si consideramos que hay más de 4.000 instituciones de salud en la Argentina con internación, los infectólogos son pocos. Al punto que año tras año las vacantes de residentes de infectología quedan libres, sin cubrir”, le dijo a Clarín Ricardo Durlach, director de la especialización en Infectología de la Facultad de Ciencias Médicas de la UCA.

Cómo se forman

La infectología es una especialidad que puede seguir cualquier médico una vez recibido. Pero hay muchas maneras de obtenerla.

Una es a través de la residencia médica en los hospitales. En la Ciudad, hay cinco hospitales que ofrecen residencias básicas (Santojanni, Durand, Fernández, Argerich y Muñiz). Otra posiblidad es hacer una residencia “postbásica”, es decir después de cumplir uno o dos años de la básica.

“Cuando terminan la residencia deben dar examen y el Ministerio es quien les da el título. Por ejemplo, en la Ciudad de Buenos Aires lo da en el Ministerio de Salud de la Nación y se los matricula para la Ciudad, que es donde tiene validez esa matrícula”, explica Durlach.

Ricardo Durlach, director de la especialización en Infectología de la Facultad de Ciencias Médicas de la UCA. Foto, Néstor Sieira

Ricardo Durlach, director de la especialización en Infectología de la Facultad de Ciencias Médicas de la UCA. Foto, Néstor Sieira

Una segunda manera de formarse como infectólogo es a través de los cursos superiores universitarios, que no requieren una residencia previa. Lo ofrecen tres universidades: UBA, UCA y la Universidad del Nordeste. Suelen durar tres años y las prácticas las hacen en los servicios de infectología de los hospitales.

En el caso de la provincia de Buenos Aires, también se llega a la especialidad a través de los colegios médicos. Por ejemplo, en San Martín, Morón, Vicente López y Avellaneda dictan cursos teóricos y, tras los exámenes, los profesionales se presentan en el Ministerio de la Nación que valida la enseñanza y les dan el título de especialista.

¿Cómo es en el resto del país? “Las provincias reconocen la formación, de residencia, concurrencia programada, cursos superiores universitarios o colegios, pero para ejercer en ellas los profesionales deben dar un examen y el Ministerio provincial les da el título o los matricula que los habilita como especialistas”, explica Durlach.

Trabajo “invisible”

José Barletta, médico infectólogo, explica con más detalles a qué se dedican. “En los hospitales grandes hay servicios de infectología, con varios profesionales; pero en otros centros de salud sólo un infectólogo. Hacemos un poco de todo: desde definir qué barbijos o camisolines deben comprarse, hasta el control de las infecciones, diseñar una guardia, el cálculo de cuántos litros de alcohol en gel se van a necesitar”. “Es un trabajo muchas veces invisible”, sintetiza.

José Barletta. Infectólogo.

José Barletta. Infectólogo.

En este sentido, hay reclamos históricos de la especialidad. “Los infectólogos trabajamos con todas las áreas del hospital; desde neonatología hasta terapia intensiva; sin embargo, en la mayoría de los hospitales públicos no es un servicio aparte y depende de Clínica Médica, que es sólo uno de los sectores que atendemos”, dijo Martín Hojman, médico infectólogo del Hospital Rivadavia a Télam.

En enero, la Red de Infectología de CABA -integrada por especialistas de más de 20 hospitales y centro de salud porteños- elevó una nota al Ministerio de Salud del distrito con dos demandas: “incorporar la especialidad a la estructura formal de todos los hospitales” y “que se realice un llamado a concurso para incorporar profesionales según la necesidad de cada institución”.

¿Cambiará la pandemia el perfil de estos especialistas? Para Barletta, es posible que sean convocados en fábricas para el control de infecciones, o que ocupen más roles en consultorías o en investigación científica. Durlach cree que los infectólogos podrían empezar a ser más escuchados dentro de las conducciones de los hospitales.

El desafío de las bacterias intrahospitalarias

Es sabido que las bacterias intrahospitalarias son muy peligrosas. La Argentina está entre los países peores preparados para el impacto de estos patógenos. La tasa de infección hospitalaria está muy por encima del 7% que tienen los países del primer mundo.

“Esto es muy importante. Nadie va al hospital a complicarse. Las infecciones allí están ligadas a los procedimientos y también a que, por el uso de los antibióticos, sobreviven las bacterias más resistentes”, dice Durlach, quien afirma que hay un problema de gestión y económico que hace que los hospitales argentinos no puedan resolver este problema.

“El cirujano genera una intervención, pide estudios y los factura. Lo mismo otras especialidades. Ahora, la actividad exigida por un programa de vigilancia y control de infecciones institucional es difícil de facturar, no se reconoce. Y cuando una función no es reconocida no funciona. Lo que no se mide, no se gestiona y lo que no se gestiona empeora", afirma Durlach.

Para el experto, esto se solucionaría, primero, reconociendo que existe la epidemiología hospitalaria; y segundo, formando a infectólogos que se especialicen en esto. En estos momentos, hay dos maestrías que están esperando la aprobación de las autoridades educativas nacionales, una de ellas de la UCA.

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Football news:

FIFA for homophobic chants of fans punished the national team of Mexico with the closure of the stands and a monetary fine
Afellay on Messi: He often vomited in the toilet right before going on the pitch - so strong was the pressure
Real Madrid likes Pau Torres, but the transfer of the Villarreal defender is more likely in the summer of 2022
Lovren on hitting Chic in the Face: Funny penalty
Bayern is Interested in Dumfries, his compensation is 15 million euros. Defender scored 2 goals at the Euro
The Italian coach of the Hungarians translated and learned the anthem - to understand the nation! This country saved his career (almost became an accountant)
Kane on 0-0 with Scotland: Tough game, they defended very well. This is the Euro, there are no easy matches here