Argentina
This article was added by the user Anna. TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Los empresarios, el Gobierno y los precios

Los empresarios recibieron al presidente Alberto Fernández, al cierre de las tres jornadas del 57 Coloquio de IDEA
Los empresarios recibieron al presidente Alberto Fernández, al cierre de las tres jornadas del 57 Coloquio de IDEA

En el 57 Coloquio de IDEA dirigentes políticos, gremiales y funcionarios se presentaron ante los “ejecutivos”. Esa palabra, en este evento, iguala a CEO, empleados jerárquicos, empresarios y a emprendedores. Son los creadores de trabajo privado. Deciden el empleo y el despido. Para crearlo invierten. Y para adaptarse a la baja persistente, despiden.

El Presidente eligió el Coloquio para decir que “la prohibición de despidos y la doble indemnización no van a sostenerse en el tiempo”. Si hubiera dicho “se va a sostener” habría sido una pésima noticia para los que tienen personal. Al afirmar que “no se va a sostener”, todo sigue igual.

Si se estableciera para siempre “la prohibición de despidos” ya no estaríamos en un sistema capitalista: “el empresario” al incorporar personal estaría decidiendo su inmovilidad. Si esa norma fuera permanente dificilmente se cree un puesto de trabajo más. Esas palabras significaron poco.

Las que significaron mucho fueron las palabras de Jorge Sola, de la CGT. Afirmó “los acuerdos de precios y salarios no funcionaron nunca en la Argentina”. Remarcó que se ha impuesto la estrategia de revisarlos “cada tres o cuatro meses”, como “se vio este año”.

Si se estableciera para siempre “la prohibición de despidos” ya no estaríamos en un sistema capitalista

Sola entiende que aquello que “se revisa” no funciona. Es decir, entiende que las medidas de “política económica” deben ser unidades selladas.

La CGT -según Sola- da por terminado todo acuerdo de precios y salarios.

Acuerdo de precios y salarios y su interrupción

Sorprendente en un dirigente de la CGT la que, históricamente, ha sostenido esos acuerdos que, como el que presidió Juan Perón, se propusieron mejoras en la distribución del ingreso, desaceleración de la inflación y crecimiento. Los líderes obreros y políticos junto a los empresarios acordaban y revisaban, en ese tiempo, de manera concertada los compromisos asumidos.

La CGT -según Sola- da por terminado todo acuerdo de precios y salarios
La CGT -según Sola- da por terminado todo acuerdo de precios y salarios

¿Cuándo se desarticuló el Acuerdo que presidió Perón? Mario Firmenich, luego del asesinato de José I, Rucci líder de la CGT del Pacto, dijo: “había que oponerse al plan de Perón, el Pacto Social del que Rucci era la pata sindical” (R. Grassi, director de El Descamisado).

¿Cuándo se interrumpió la gestión de aquél acuerdo? Cuando Perón muere. Hecho que no puede desconectarse del asesinato perpetrado por los “estúpidos imberbes” que gritaban “Perón Perón” al mismo tiempo que, a balazos, le mutilaban las fuerzas que lo habían retornado al país para construir amistad política.

Al menos ese Pacto no fracasó. Fue interrumpido primero con las armas y la violencia; y después por la desarticulación expresa del Acuerdo por parte del ministro Alfredo Gómez Morales. Gómez aplicó la “unidad sellada” de la inacción. Fue nombrado por José López Rega para hacerlo.

El “Economic Survey” (2 de junio de 1975) publicó - después de siete meses de inacción, de “unidad sellada sin revisión” - “curiosa situación del ministro de Economía,(Gómez Morales) aparentemente condenado a una permanencia sin sentido en un cargo donde afronta el más lamentable de los fracasos”.

Durante siete meses de inacción el ministro Gómez Morales dio lugar al “rodrigazo” que fue una típica medida, de los que rechazan los “acuerdos”.

Durante siete meses de inacción el ministro Gómez Morales dio lugar al “rodrigazo” que fue una típica medida, de los que rechazan los “acuerdos”

Sus reverberaciones aún las vivimos en el curso de la decadencia de cuatro décadas que inició Celestino Rodrigo. El cofrade de López Rega en la secta de los Caballeros del Fuego disparó, gracias a la pasividad e inacción previa de Gómez que incubó el huevo de la serpiente. La inacción es la peor de las políticas.

Roberto Feletti inicialmente también rechazó todo acuerdo con los empresarios e impuso - con fecha retroactiva – unilateralmente la congelación de precios de 1.250 productos por 90 días.

El viernes declaró que esperaba una contrapropuesta empresarial y que, si o sí, con o sin acuerdo, este lunes se congelan precios por 90 días. Digamos Feletti y Sola coinciden peregrinamente que, en esta crisis, no hay necesidad de un acuerdo.

Roberto Feletti y Jorge Sola coinciden peregrinamente que, en esta crisis, no hay necesidad de un acuerdo (NA)
Roberto Feletti y Jorge Sola coinciden peregrinamente que, en esta crisis, no hay necesidad de un acuerdo (NA)

Hay una convergencia Presidente, dirigente sindical y Feletti: sigue la prohibición de despedir y -en su caso- la doble indemnización, se congelan los precios y no hay acuerdo previo de política de ingresos.

Como Sola dijo que “La paritaria es necesaria para la recuperación de poder adquisitivo”, y sobre todo cuando “la inflación es alta y es impredecible”, habrá paritarias durante el congelamiento.

Congelando 1.250 precios, no congelamos el universo de bienes y servicios que configuran, al moverse de manera ascendente, la verdadera inflación. Más allá de los índices (y aún en los índices) congelamiento parcial no mata inflación.

Congelando 1.250 precios, no congelamos el universo de bienes y servicios que configuran, al moverse de manera ascendente, la verdadera inflación

Si todo esto está coordinado (Feletti, Sola y Fernández) el combo es una trifecta perfecta.

En ese caso, en mucho menos que en el mediano plazo, ese “modelo” de congelación y paritarias, crepita.

Afortunadamente, Roberto Feletti dijo al menos que espera cerrar un “acuerdo de precios” este lunes. Está a la espera de una “contraoferta”. Hay una ventana. Si no llegara el acuerdo, aplicará el congelamiento “Feletti” no consensuado” desde el 1 de octubre al 7 de enero próximo.

Las pérdidas, dijo, se enjuagarán por “por cantidad y no por precios” . Espera “un buen nivel de consumo en este último trimestre”. Las paritarias de Sola, imagino, serán la fuente proveedora. Sorpresas te da la vida.

SEGUIR LEYENDO: