El Secretario de Estado de EEUU Mike Pompeo (REUTERS/Arnd Wiegmann)
El Secretario de Estado de EEUU Mike Pompeo (REUTERS/Arnd Wiegmann)

Estados Unidos reconoció este miércoles a la derechista Jeanine Áñez como presidenta interina de Bolivia, tras la renuncia de Evo Morales luego de semanas de tensión y multitudinarias manifestaciones.

“Celebro a la presidenta interina boliviana, Jeanine Anez, por asumir este papel en un momento de gran responsabilidad donde es necesario restablecer el orden y mantener el liderazgo civil en Bolivia.”, dijo el secretario de Estado, Mike Pompeo, en Twitter.

En medio de esta transición democrática, es vital que todas las partes protejan la democracia y se abstengan de la violencia”, agregó.

Pompeo dijo en un comunicado que Estados Unidos espera trabajar con Bolivia y su gente “mientras preparan elecciones libres y justas lo antes posible”.

También pidió a los bolivianos evitar la violencia, en medio de las tensiones entre seguidores y críticos de Morales, quien renunció el domingo y recibió asilo en México.

Por su parte, el ex presidente bolivianocriticó el reconocimiento del Gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a la presidenta interina de Bolivia.

“Condenamos la decisión de Trump de reconocer al Gobierno de facto y autoproclamado por la derecha”, comentó el expresidente boliviano en Twitter. Añadió que Trump, “después de imponer a Guaidó”, ahora proclama a Áñez.

“El golpe de Estado que provoca muertes de mis hermanos bolivianos es una conspiración política y económica que viene desde EEUU”, indicó Morales.

Morales abandonó Bolivia el pasado lunes después de renunciar luego de que los auditores de la Organización de Estados Americanos (OEA) determinaran que hubo serias irregularidades en las elecciones del 20 de octubre, en las que fue proclamado vencedor para un cuarto mandato consecutivo, entre denuncias de fraude de la oposición.

En la OEA, 15 de los 34 países que son miembros activos pidieron que haya una convocatoria de elecciones en Bolivia “lo más pronto posible” a la vez que se evitó calificar de “golpe de Estado” la salida de Morales del poder.

Esta declaración fue respaldada por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, EE.UU., Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Venezuela, país este último representado por los delegados del líder opositor Juan Guaidó.

Áñez, de 52 años, era senadora antes de proclamarse presidenta interina el martes, en un movimiento avalado por la Corte Constitucional.

Desde entonces ha reiterado su llamado a celebrar elecciones lo antes posible.

(Con información de AFP y EFE)