Argentina
This article was added by the user Anna. TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

¿Se termina un clásico? El futuro del alfajor Capitán del espacio tras la ley de etiquetado frontal

Tras la aprobación ayer, por parte de la Cámara de Diputados, de la Ley de Etiquetado Frontal, algunos usuarios en las redes sociales mostraron su preocupación, en tono de sorna, porque la norma determina que se remuevan los personajes de algunos productos, como la imagen del alfajor El Capitán del espacio o el conejo de Nesquik, por lo que estos y otros clásicos en el consumo de los argentinos pasaron a ser tendencia en Twitter.

La ley, cuyo principal objetivo es advertir a los compradores sobre la cantidad de azúcares, grasas y calorías de un alimento para prevenir enfermedades relacionadas con su alto consumo, indica en su artículo 9, inciso C, que se prohíbe taxativamente la inclusión en las etiquetas de “personajes infantiles, animaciones, dibujos animados, celebridades, deportistas o mascotas”.

Lo que no es más que un detalle que puede tener algunos “peros” en las estrategias de marketing de las empresas, fue lamentado por algunos usuarios que desde Twitter plantearon su preocupación: con melancolía muchos y otros con una furia extrema, como suele pasar en esa red social.

“Adiós al Capitán del espacio”, comentaron algunos con la foto del simpático niño con casco que se ve en el alfajor que hace 59 años nació en el sur de la Provincia de Buenos Aires. Otros señalaron que la norma además echaría de sus respectivos paquetes al conejo de Nesquik; a los tigres de Skarchitos y Zucaritas; al niño de alfajores Jorgito, y más.

Estos “lamentos” hicieron que las marcas fueran tendencia en Twitter y que los usuarios que viven en otros países, como México y Chile, donde leyes similares se aplican hace ya tiempo, les aseguraran a los melancólicos que “no es tan grave”.

“Así se ven las envases Zucaritas y Trix en Chile y no pasó nada. Dejen de llorar por el conejo de Trix o el tigre de Zucaritas, la vida sigue. Al Capitán del espacio le va a pasar lo mismo”, escribió otro usuario poniendo el acento en la intrascendencia de las quejas.

Quienes también se metieron en la polémica del adiós a los personajes de los paquetes de alimentos fueron los miembros del movimiento de Javier Milei, que desde la cuenta oficial de La Libertad Avanza tuitearon: “Saluden al Conejo del Nesquik que se fue. La política argentina lo prohibió para combatir la obesidad. En un país con 60% de pobreza infantil. Así de ridículo”.

Una usuaria, en respuesta al planteo de La Libertad Avanza, publicó una foto de la caja de la chocolatada en polvo sin el personaje en cuestión y la siguiente leyenda: “Caja de Nesquik de México: sin conejo y con etiquetado frontal. La obesidad infantil es un gravísimo problema de salud”.

De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que la inseguridad alimentaria es una fuerte consecuencia de la desigualdad y aclara que la malnutrición se puede dar tanto por carencia de alimentación (desnutrición, hambre, retraso en el crecimiento, etcétera) como por exceso (deficiencia de micronutrientes, sobrepeso y obesidad), dos caras de un mismo gran problema que enfrentan los grupos sociales más desfavorecidos. En sintonía con la tendencia internacional, en 2019 los estudios indicaban que en la Argentina los números de malnutrición por carencia vienen bajando y los de malnutrición por exceso vienen subiendo.

La norma, aprobada con 200 votos a favor, 22 en contra y 16 abstenciones (votos estos últimos realizados en su mayoría por el PRO y Juntos por el Cambio), luego de ser reglamentada y entrar en vigencia, determina que las empresas tendrán 180 días para adecuar sus productos a la nueva normativa, mientras que las pyme deberán hacerlo en el plazo de un año, y 180 días más si se solicita una prórroga y se le es otorgada.

LA NACION

Conforme a los criterios de

Conocé The Trust Project