Argentina
This article was added by the user Anna. TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Señor de los Milagros: hoy realizarán misa solemne en el templo de las Nazarenas

Foto: EFE/Paolo Aguilar
Foto: EFE/Paolo Aguilar

A las 9 de la mañana de hoy, jueves 28 de octubre, se tiene programada una misa solemne en honor al Señor de los Milagros, en el templo de Iglesia las Nazarenas - Cercado de Lima.

Como todas las misas que se han realizado el mes de octubre, el aforo máximo será de 100 personas. Pero estas también podrán ser vistas a través de los canales virtuales de  Nazarenas TV y de la CEP en sus páginas de Facebook.

La ceremonia estará presidida por el monseñor Miguel Cabrejos, presidente de la Conferencia Episcopal Peruana (CEP), y concelebrada por el monseñor Nicola Girasoli, nuncio apostólico en el Perú, los obispos auxiliares de Lima y obispos del Perú.

EL MES MORADO: LA HISTORIA

En Perú, al mes de octubre se le conoce como el mes morado debido a la festividad del Señor de los Milagros, también conocido como el Cristo de Pachacamilla. Esta celebración religiosa es una de las más importantes de nuetro país, ya que congrega a miles de personas a una procesión con la imagen sagrada. Esta procesión se da en las calles de Lima, aledañas al Santuario de las Nazarenas, lugar donde se guarda el Señor de los Milagros (Cristo Moreno).

Si bien la celebración se da durante casi un mes entero, hoy es el día principal, pues en el 2010 se le nombró patrono de la Religiosidad y Espiritualidad Católica del Perú, y este nombramiento fue realizado mediante una resolución del Gobierno el día 18 de octubre hace 11 años. A esta fecha se suma el homenaje que le rinde la Municipalidad Metropolitana de Lima, distrito en el que está ubicado el Cristo Moreno, en la Plaza Mayor del distrito, en nombre de toda la ciudad de Lima.

Además hoy iniciaría el recorrido de la santa imagen por las calles de Lima, posterior a la procesión del primer sábado de octubre. Sin embargo, nos encontramos en pandemia y es por ello que las personas podrán visitar al Cristo Morado en el altar mayor del Santuario de las Nazarenas.

¿CÓMO ES QUE NACE EL CRISTO MORENO?

La historia cuenta que en la época del virreinato del Perú, allá por el año 1651, cuando el virrey encargado de administrar al país era García Sarmiento de Sotomayor, un grupo de esclavos de Angola que trabajaban en la zona de Pachacamilla levantaron una cofradía en la zona.

Una de las paredes de adobe de aquel lugar, fue el lugar ideal para plasmar la imagen de Cristo crucificado. Sin embargo, el esclavo al no tener nociones de pintura y además tomando en cuenta que la pared no era lisa, el resultado de la imagen no fue el mejor, por ello, muchas personas no tomaron en cuenta la pintura realizada por el angoleño.

Pero tiempo después la pintura comenzó a ser atractiva para muchas personas, quienes no dudaban en acercarse al lugar y venerarla.

Es así que muchos creyentes y fieles religiosos comenzaron a adorar la imagen y la bautizaron como el “Cristo moreno” (por las raíces de sus creadores).

PERO ¿A QUÉ ES DEBE TANTA FE?

La fe fue aumentando durante varios años, debido a diversas circunstancias un poco fuera de lo común.

El primer suceso comienza el 13 de noviembre en 1655.

Se da uno de los terremotos más fuertes de Lima, creando caos en la población y el derrumbe de casas, mansiones, templos y diversas edificaciones. La cantidad de muertos y damnificados fue bastante alta para la fecha. Y el suceso peculiar fue que en Pachacamilla, pues la pared de adobe donde se encontraba la santa imagen se mantuvo en pie sin daño alguno. Todas las paredes a su alrededor habían caído.

Posteriormente hubieron réplicas e igual, la imagen se mantenía intacta y las personas no podían creerlo, y le atribuyeron el milagro al lienzo sagrado.

Años después, la imagen ya congregaba a un grupo considerable de personas y esto no sería del agrado de muchas personas influyentes de la época, sobre todo del párroco José de Mena, a quien no le parecía correcto que los esclavos se reúnan para adorar una imagen e impulsó el que se borre la imagen de la pared.

Según cronistas de la época, cuando el pintor encargado de borrar la imagen estuvo frente a ella, comenzó a sentir escalofríos y luego en un segundo intento tuvo una impresión muy fuerte al ver la imagen que se negó a realizar el trabajo por temor a la figura. Algo similar sucedió con el segundo hombre y finalmente cuando llevaron a un soldado, el soldado dijo que no pudo borrar la pintura porque vio que la esta se ponía más hermosa y la corona de espinas cambiaba de color a uno verde.

SEGUIR LEYENDO