COCHABAMBA |

El capitán Fernando M. V., acusado de rociar con gas pimienta a dos niños de cinco y dos años, y a una persona de la tercera edad, fue condenado en 2012 por el delito de violación a una niña de 12 años en Cochabamba, informó el viceministro de Régimen Interior, José Luis Quiroga.

Asimismo, dijo que se dispuso la baja del efectivo. "Se está remitiendo la resolución ministerial al Comando General".

En 2012 Fernando M. V. fue acusado por el delito de violación a una menor de 12 años, en Cochabamba. Tres años después, el Tribunal Tercero de Sentencia lo condenó a 10 años de prisión por el delito de abuso deshonesto sin agravante.

"Esta sentencia ameritaba apartarlo de la institución, conforme a las normas, pero fue apelada por el capitán, sin embargo la Sala Penal Segunda ratificó la sentencia en su contra", manifestó en una conferencia de prensa.

Posteriormente, la defensa del efectivo planteó un recurso de casación que fue remitido al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), en la ciudad de Sucre. Esa instancia, emitió un recurso en agosto de 2018, que lo liberó de culpa del delito. 

"Esto es aprovechado para que este mal efectivo policial retorne a las filas de la policía", dijo el Viceministro de Régimen Interior.