logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Bolivia

La derecha mantiene su hegemonía en la política de Latinoamérica

El triunfo de la centroderecha en Uruguay, de la mano de Luis Lacalle Pou, marca con nuevos colores políticos el mapa geopolítico del continente.

Dos bloques, derecha e izquierda, que realmente no lo son a la hora de diferenciar revolucionarios y progresistas, por un lado, y derechistas y centristas o moderados, por otro.

Todo ello entre protestas nunca vistas y con el temor al efecto contagio en medio de un evidente frenazo económico, incluso recesión en algunos países.

Marta Lagos, directora de la encuestadora regional Latinobarómetro, con sede en Chile, indicó a la BBC que los liderazgos que había en la izquierda (…) venían preparándose hacía mucho tiempo para recoger el poder.

Y ese poder que se ejerció no creó los mecanismos para renovarse.

“Lo que quedó en el imaginario colectivo de la élite latinoamericana son los líderes unipersonales. Tenemos una élite menos democrática que el pueblo y, en esa ausencia de democracia, se contaminó la izquierda”, manifestó.

La falta de reglas que impidan a los expresidentes de la región volver al poder obstaculiza el recambio de liderazgos, tanto de izquierda como de derecha, señalan expertos.

Para Javier Corrales, profesor de ciencia política en el Amherst College de EEUU, volver al poder se da con frecuencia porque el sistema político lo permite.

Sin embargo, partidos conservadores o de derecha de la región han alcanzado en los últimos años el poder con candidatos debutantes como el ultraderechista Jair Bolsonaro en Brasil, Iván Duque en Colombia o Mario Abdo Benítez en Paraguay.

El presidente más joven de América Latina es el salvadoreño Nayib Bukele, un exempresario millennial de 38 años que intenta escapar a la vieja definición de derecha o izquierda —aunque el mes pasado le dijo al presidente de EEUU, Donald Trump, que es “amable y genial”, y que su país es su “aliado más importante” en la región.

Mapa político

En Argentina los “Fernández” retoman el poder con Cristina blindada ante la justicia gracias a las urnas. Queda por ver si Alberto Fernández tomará su propio camino, aunque se da por segura la inmediata salida del Grupo de Lima, alianza continental que confronta a Nicolás Maduro.

Sebastián Piñera (Chile): Intenta reconducir la mayor crisis de la democracia chilena desde que el dictador Augusto Pinochet fuera desalojado del poder. Sabedor de su fragilidad política: sólo cuenta con la aprobación del 14 por ciento de sus ciudadanos.

Mario Abdo Benítez (Paraguay): El conservador de derecha navega entre preocupantes cifras económicas, tras anunciarse que ya van dos trimestres en recesión.

Yeanine Áñez (Bolivia): Autoproclamada presidenta señala que su Gobierno es de transición, pero en menos de 10 días su gobierno ha cambiado todo el aparato estatal con mensajes por demás intiminadores y represión contra los movimientos sociales.

Martín Vizcarra (Perú): Aliado con partidos de izquierda para combatir al fujimorismo y llevar adelante las elecciones legislativas de enero, mantiene un índice de popularidad del 70 por ciento en un país hastiado por la corrupción.

Jair Bolsonaro (Brasil): El ultra ha recibido con desagrado manifiesto la victoria peronista en su aliada Argentina al cumplir un año de su propio triunfo electoral. Ya ha reconocido su preocupación ante la inestabilidad de la región y ante el temor de un efecto contagio.

 Lenín Moreno (Ecuador): Antiguo revolucionario que hoy se mueve en políticas de centroderecha. Milita con fuerza en el Grupo de Lima contra Caracas.
Datos: Agencias e Internet

IZQUIERDA MODERADA

Es una lectura equivocada y a la vez interesada plantear que López Obrador representa a la “izquierda” mexicana.

Se basa en el apoyo electoral de amplios sectores populares que lo ven como una alternativa, pero representa a un nuevo partido burgués, que ocupa ahora el espacio de la centroizquierda moderada y que pretende llegar al Gobierno, con una retórica de tintes reformistas.

Es difícil imaginar que AMLO abone al agrupamiento de lo que la prensa internacional erróneamente llama la “izquierda latinoamericana”.

DOS VECINOS ANTAGÓNICOS

El derechista Iván Duque (Colombia): Las protestan han confirmado la debilidad del uribismo y del líder izquierdista Gustavo Petro, alineado casi siempre con las causas revolucionarias. El país ha apostado por fórmulas de centro, incluso de la antipolítica, además de olvidar a las FARC como opción.

Nicolás Maduro (Venezuela): El “hijo de Chávez” ha decidido adelantar las “Navidades Felices” con la entrega de nuevos bonos de dinero para sus seguidores. En paralelo fustiga a los opositores, con amenaza de cárcel para los dirigentes que apoyan a Juan Guaidó.

LA IZQUIERDA MEXICANA FLOTA EN CENTROAMÉRICA

REDACCIÓN CENTRAL

Andrés Manuel López Obrador (México): Su elección fue histórica. Irrupción de la izquierda por primera vez en México. Mantiene excelentes relaciones con revolucionarios y progresistas.

Laurentino Cortizo (Panamá): El triunfo del socialdemócrata no ha cambiado las alianzas del Gobierno panameño, integrante del Grupo de Lima. El Presidente, de origen gallego, quien milita en el Partido

Revolucionario Democrático (PRD), enfrenta parecidos problemas continentales: frenazo económico y hastío ante la corrupción.

Carlos Alvarado (Costa Rica): Líder del Partido Acción Ciudadana, tampoco se ha librado del látigo de la impopularidad, producto de las convulsiones económicas y de la corrupción. Alvarado representa a la centroizquierda en el país más avanzado de la región centroamericana.

Juan Orlando Hernández  (Honduras): La polémica no ha abandonado al derechista Hernández desde su elección. Las protestas en su contra se suceden, así como las acusaciones que vinculan a parte de su entorno con el narcotráfico. La condena de su hermano por narcotráfico en EEUU le han debilitado más.

Alejandro Giammattei (Guatemala): El presidente electo ya ha probado la “diplomacia” revolucionaria cuando fue deportado desde el aeropuerto de Caracas. Cuando asuma se alineará con el Grupo de Lima.

ANÁLISIS

Roberto Covarrubias. Politólogo.

Los “outsiders” de la mano con las iglesias evangélicas

Los cambios políticos en América Latina no son una excepción dentro del fenómeno global de fragmentación partidista y de declive de los partidos tradicionales. Los “outsiders” se encuentran cómodos en un clima que conduce, según ellos, a la decadencia moral.

Las iglesias evangélicas, que tras un crecimiento asombroso en las últimas décadas engloban al 20 por ciento de la población latinoamericana, están cambiando el mapa político.

Apoyados en una novedosa alianza con la Iglesia católica frente a lo que denominan “ideología de género”, han encontrado en los partidos conservadores una vía de acceso a los votantes de la clase media-alta, ampliando así su electorado desde los estratos más pobres.

Themes
ICO