Bolivia
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Quillacollo plantea un colector complementario al tren metropolitano

ESCUCHA LA NOTICIA

La Alcaldía de Quillacollo aclaró que no se opone a la conclusión del tramo de la línea verde del tren metropolitano; al contrario, indicó que se planteó la construcción de un colector de desagüe pluvial ante la elevación de la plataforma que provoca inundaciones, según dijo hoy en un comunicado.

Explicó que son 30 metros de la vía en placa que se deben  concluir y conectar con la estación central del municipio, ubicada entre la calle 6 de Agosto y  Martín Cárdenas, pero el impacto ambiental que provocó la obra causó el descontento y la demanda de los vecinos de dar una solución.

"Cualquier proyecto para ser implementado tiene un impacto ambiental y en razón de eso es que las medidas de mitigación son responsabilidad de la Unidad de Trenes y Ferrocarriles (UTF) porque al subir 40 centímetros la plataforma de vía se crearon diques de contención", dijo el secretario de Planificación, Wilbert Oporto.

Tras la conformación de comisiones técnicas el proyecto municipal del Colector de Desagüe Pluvial fue evaluado por la UTF viabilizando su ejecución, por lo que se deberá gestionar el financiamiento en el nivel central para su ejecución que dará solución a esta problemática que afecta a los vecinos de la avenida Ferroviaria.

El Colector de Desagüe Pluvial que sería una obra paralela a la línea férrea tendría una longitud de más de un kilómetro iniciando en la avenida Ferrocarril hasta el mercado 27 de Mayo haciendo conexión con el Colector II que desemboca en el río Rocha, demandando una inversión de 6,9 millones de bolivianos.

"Creemos que este debe ser un proyecto integral que contemple el Colector de Desagüe Pluvial como una obra complementaria y necesaria para evitar inundaciones en la zona, como Alcaldía no nos oponemos a la conclusión del Tren Metropolitano porque significa progreso y desarrollo", aclaró el alcalde Héctor Cartagena.