QUITO |

La Policía de Ecuador y el movimiento indígena que protesta por la eliminación de los subsidios a los combustibles volvieron a enfrentarse hoy desde primera hora en una continuación de los duros episodios de la víspera, lo que dejó nuevos heridos y el centro de la ciudad bloqueado.

Los disturbios se concentraron esta vez en torno al parque El Arbolito, el espacio público tomado por los miles de miembros de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) llegados a la capital en los últimos días.

Allí hubo nuevos heridos, según pudo constatar Efe, que se suman a los más de 850 lesionados que la Defensoría del Pueblo tiene registrados desde que comenzaron las protestas el 3 de octubre, que ya se han cobrado al menos cuatro vidas y las detenciones superan el millar.

Pese a que el Ministerio del Interior afirma que ya son cuatro los muertos en el marco de las protestas, la Defensoría del Pueblo dice que son cinco.

A ese parque se trasladaron los enfrentamientos que el viernes habían tenido como escenario la Asamblea Nacional (Parlamento), a donde los manifestantes querían ingresar como ya tuvieron ocasión de hacer el martes.

El parque, donde estaba prevista una asamblea indígena para debatir el ofrecimiento de diálogo hecho ayer por el presidente Lenín Moreno, amaneció con barricadas y fogatas colocadas por los manifestantes.

Los indígenas lograron bloquear posteriormente la mayor parte de los accesos al centro colonial de la ciudad hasta dejarlo prácticamente sitiado, lo que dificulta la conexión entre el norte y el sur de la capital ecuatoriana y el abastecimiento de los mercados.

Los bloqueos de vías de comunicación también continúan en distintos puntos del país, por lo que también hay problemas de abastecimiento de alimentos en seis provincias (Carchi, Imbabura, Cotopaxi, Tungurahua, Chimborazo y Azuay).

La Asociación Nacional de Fabricantes advirtió que la situación "ha afectado a la seguridad alimentaria" del país, con especial impacto en el sector lácteo.

En Riobamba, capital de la céntrica provincia de Chimborazo, se reportó que comienza a escasear la gasolina y el gas de uso doméstico.

En Cotacachi, ubicada en Imbabura, hubo un acuerdo con los manifestantes para que el mercado pueda abrir varias horas por la mañana y a Cuenca, en la provincia de Azuay, pudieron llegar el viernes un convoy de camiones con artículos de primera necesidad, alimentos, medicinas y gas.

Asimismo, en la ciudad de Tena, la capital de la provincia amazónica de Napo, está prevista una gran manifestación por la tarde.