This article was added by the user Anna. TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

¿En fiestas, el trabajo o los hogares? Infectólogos explican dónde se está propagando el virus en esta ola de contagios

El Ministerio de Salud finalmente decidió que, ante la ola de contagios de Covid-19, la Región Metropolitana completa retrocediera de Apertura Inicial (Fase 4) a Preparación (Fase 3) en el plan Paso a Paso.

De acuerdo a las cifras oficiales del Minsal, el número de casos nuevos de coronavirus se ha cuadruplicado desde las fiestas patrias, retomando cifras que no se veían desde julio de este año.

“Siendo la Región Metropolitana una de las regiones que tiene mayor cantidad de casos por 100 mil habitantes, vamos a tener que tomar medidas”, sostuvo el ministro Paris.

Para los especialistas, esta ola de contagios se explica por varios factores que coincidieron para crear esta “tormenta perfecta”. El dr. Juan Pablo Torres, académico de la Facultad de Medicina de la U. de Chile y especialista en infecciones respiratorias virales, explica que las causas se pueden encontrar en tres dimensiones: las personas que se enferman, el ambiente donde esto ocurre y en el virus propiamente tal.

En ese sentido, enumera al menos tres causas que son claves: El relajo de las medidas de autocuidado, “en especial el uso de mascarilla, el lavado de manos y la ventilación de los espacios”; el predominio de la variante Delta que “claramente es mucho más contagiosa que las otras cepas”; y el alto número de pacientes rezagados que aún no se han vacunado.

A ello se suma el factor ambiental, donde -subraya- es importante que exista un “alto testeo, una trazabilidad y un aislamiento oportuno de los casos, porque eso va cortando la cadena de transmisión y evita que hayan aumentos que vayan a crecer de manera exponencial”.

La dra. Katia Abarca, académica de la Escuela de Medicina de la U. Católica y especialista en infecciones emergentes, concuerda con esta mirada, pero pone el acento no sólo en las personas que no se han vacunado, sino también en aquellos que “han reducido su inmunidad porque han pasado algunos meses y todavía no reciben la tercera dosis”.

“Sabemos bien que una persona completamente vacunada puede tener un cuadro más leve, es decir, va a estar protegido de cuadros graves, de hospitalización en UCI y de muerte, pero igualmente puede contagiar, tener infecciones con pocos síntomas, incluso ser asintomáticas, pero al mismo tiempo puede transmitir el virus a otras personas”, complementa.

Los polos de contagio

Uno de los factores claves de esta nueva ola de contagios es el escenario de apertura, que hace varios meses no atravesaba la Región Metropolitana. En ese marco, The Clinic le preguntó a ambos infectólogos dónde se está enfermando la gente.

Para Torres, “todavía en este momento, la mayoría de los contagios ocurren cuando no se cumplen las medidas de autocuidado, sobre todo el uso de mascarilla, y eso pasa más frecuentemente en las reuniones sociales en los hogares, donde existe un grado de relajo”.

A su juicio, no pasa lo mismo en “lugares regulados”, como hospitales, colegios o el trabajo. “No se observa una ocurrencia de brotes o un aumento inusitado o preocupante de casos en esos espacios”, afirma.

En el caso de lugares de recreación -como cines, restaurantes, estadios o discoteques-, el especialista reitera que el virus aprovecha de propagarse cuando no se cumplen las medidas de autocuidado. No obstante, advierte que ese riesgo “va en aumento cuando se producen aglomeraciones de personas”.

“Por ejemplo, si en una fiesta o una discoteque se permite acceso a personas que no tienen pase de movilidad, no se cumplen aforos y tampoco las medidas de autocuidado, el riesgo en esos espacios va a aumentar y pueden ocurrir algunos brotes, como pasó al principio de la pandemia en los gimnasios”, puntualiza.

Por su parte, la dra. Abarca enfatiza que todo “va a depender de las condiciones del lugar y el comportamiento de las personas. En lugares más cerrados y con personas sin mascarilla que estén compartiendo durante varios minutos, el riesgo es más alto. Es decir, en reuniones familiares o el trabajo”.

“Por ejemplo, no cumplir esto de tomar café o almorzar solo. Lamentablemente, todo eso es contra la sociabilidad, pero estar más de 15 minutos a menos de un metro es un contacto significativo para contagiarse o contagiar a otra persona. Hemos visto que a las personas se les hace difícil mantener estas medidas que a algunos les pueden parecer impracticables, rígidas o complejas. Pero ahí está ocurriendo el contagio”, añade.

Respecto a los lugares de recreación, la especialista pone el acento en “las fiestas, los conciertos o lugares que agrupen muchas personas que estén, por ejemplo, cantando. Cantar tiene mucho más riesgo que si uno está sentado en el cine, donde las personas están lejos, con mascarillas y todos calladitos”.

Volver al Home para seguir leyendo más notas de The Clinic