El buen desempeño de la selección chilena ante Japón en el debut de la Copa América fue algo inesperado por muchos que no tenían fe en el llamado “proceso Rueda”.

Este desconcierto ha hecho que algunos busquen explicaciones incluso en lo sobrenatural. Particularmente, un reportaje del diario La Tercera apunta a que el DT colombiano contrató a un “sanador pránico” para recomponer el camarín.

Se trata de Orlando Caicedo, odontólogo de profesión pero que dedicó sus estudios a la psicología deportiva. De hecho, forjó una idea más holística al respecto que se encuentra resumida en su libro “Comunicación: Fundamento del éxito deportivo”.

El rotativo nacional lo bautizó como “El Brujo” y relata en detalle cómo este miembro del cuerpo técnico de la selección realizó un ritual en el estadio Morumbí de Sao Paulo para “limpiar las malas vibras y cargar de energía positiva el recinto”, donde Chile finalmente goleó a Japón por 4-0.

¿Cómo es el ritual de Caicedo? Primero observar. En la cancha detecta lugares cargados de energía negativa, mientras que con los jugadores analiza durante la concentración quienes son víctimas de la presión, de las redes sociales y los comentarios externos. Luego conversa con Rueda para revertir esa situación.

Su trabajo motivacional ya había rendido frutos en la Copa Libertadores que logró el Atlético de Medellín, encabezado por el entrenador colombiano en 2016. También lo acompañó en sus aventuras en Honduras, Ecuador y Flamengo.

Sin embargo, su método lo descubrió en sus tiempos como basquetbolista, cuando se percató que el temperamento era un problema y recurrió a las enseñanzas de la sanación pránica, que le permiten principalmente contener emocionalmente a los jugadores.