Colombia
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Aranzazu: pedazos de historia

La conmemoración de los 170 años de haber sido fundado el municipio de Aranzazu es una oportunidad para volver la mirada a las páginas de su historia. Para recordar que, gracias a un hombre de grandes virtudes cívicas, José Antonio Botero, fue posible la fundación. Este contrató a un abogado de Marinilla, de nombre Santiago Gómez, para que recogiera la documentación requerida por la Legislatura de Córdoba para iniciar el proceso. Por este trabajo le pagó, de su propio bolsillo, mil pesos de la época. Una vez presentados los documentos, se creó el distrito parroquial con el nombre de El Sargento. El 22 de agosto de 1855 le fue cambiado este nombre por el de Aranzazu. Los terrenos donde fue fundado le fueron entregados por la corona española a José María Aranzazu.

(También le puede interesar: 'Una burra de ojos verdes’: una novela divertida)

La Legislatura de Córdoba expidió el 9 de noviembre de 1853 el decreto por medio del cual se creaba el Distrito Parroquial de El Sargento. Sin embargo, el decreto eclesiástico de la Diócesis de Santafé de Antioquia, que erigió la parroquia, dice en su artículo tercero que la fecha fue el 16 de noviembre. ¿Quién tiene la razón? Quien estas líneas escribe tuvo esa incertidumbre mientras escribía el libro ‘Aranzazu, su historia y sus valores’. ¿Qué hizo para establecer la fecha exacta? Le dio credibilidad a la fecha establecida por la entidad que creó el corregimiento. Pensó que, en el caso del decreto eclesiástico, expedido el 11 de junio de 1854, la Diócesis de Santafé de Antioquia se había equivocado en la transcripción de la fecha.

¿Qué son 170 años en la historia de un pueblo? Una acumulación de fechas que han marcado hitos en su devenir histórico, una oportunidad única para testimoniarles a nuestros antepasados la gratitud por los valores que nos legaron, una ocasión para analizar por qué somos como somos: aventureros, soñadores y con una extraña habilidad para hacer dinero. Es una conmemoración de la gesta fundadora que nos brinda un excelente espacio para hablar de nuestro pueblo, para conocer un poco más de nuestro pasado histórico, para valorar todo lo que le hemos entregado a la patria como comunidad. Porque han sido 170 años entregándole a Colombia hombres que construyen patria; 170 años durante los cuales hemos construido una sociedad cimentada en principios y valores.

Los aranzacitas debemos recordar con júbilo este hecho histórico, y rememorar con alegría el pasado.

El proceso de colonización que se inició hacia el año 1800, cuando ciudadanos antioqueños residentes en el llamado Cantón de Marinilla emprendieron el camino para, desbrozando montañas, fundar los pueblos del norte del departamento, fue decisivo en la fundación de Aranzazu. Los colonos debieron enfrentarse a Elías González Villegas, tío de Juan de Dios Aranzazu, que representó a la Concesión Aranzazu, para obtener la propiedad de los terrenos donde se habían asentado. Todo porque los derechos sobre estos le fueron reconocidos a la familia Aranzazu el 5 de octubre de 1824. Elías González, que fundaría después la sociedad González Salazar para desconocer los derechos de los colonos, fue asesinado el 6 de abril de 1851 cuando cruzaba el puente sobre el río Guacaica.

No se ha podido establecer con certeza en qué año llegaron a Aranzazu los primeros pobladores. Si tenemos en cuenta que Salamina fue fundada en 1825, podemos deducir que estos llegaron después de 1830. El sargento Buenaventura Escobar, un militar fugitivo que luchó al lado del general José María Córdova en la batalla de El Santuario, fue la persona que encontraron los primeros colonos. No se ha esclarecido, sin embargo, en qué año llegó. La mencionada batalla tuvo lugar el 17 de octubre de 1829. Por lo que se puede deducir que este oficial debió haber llegado después de 1840. Solo Fermín López debió haber pasado por allí, en 1834, cuando salió de Salamina para establecerse en San Cancio, sitio cercano al punto donde en 1849 sería fundada la ciudad de Manizales.

Un documento fechado en Buga el 15 de septiembre de 1843, firmado por Jorge Juan Hoyos, entonces gobernador de la provincia de Buga, revela que ya existe una pequeña vereda. Allí se dice que algunas personas descubrieron una vereda por donde se transita de Cartago a Salamina sin pasar el río Cauca. Pero no hacen mención a ninguna persona encontrada en el lugar. Lo que demostraría que después de que desaparecieron los indios picaras, que poblaron la zona en la época de la conquista, nadie vivió en los terrenos donde se fundó el municipio. Los aranzacitas debemos recordar con júbilo este hecho histórico, y rememorar con alegría el pasado. Debemos volver a las páginas de nuestra historia para saber quiénes somos y de dónde venimos.

JOSÉ MIGUEL ALZATE

(Lea todas las columnas de José Miguel Alzate en EL TIEMPO, aquí)