Tomada de Publimetro

Un joven boliviano se metió en bastantes problemas luego de fingir su propio secuestro con el único propósito de conseguir fotos de una amiga suya sin ropa.

Resulta que el joven se tomó fotografías donde fingía estar amordazado y amarrado a una silla, luego le escribió a su amiga que sus captores lo soltaría si estaba enviaba fotos sin ropa.

Sin embargo, la joven mostró la conversación a las autoridades y estos fueron a buscar al muchacho, al cual encontraron en su casa muy tranquilo.

Su amiga lo denunció y este momento está siendo imputado por las autoridades de Bolivia, por falso secuestro y acoso.