Cuba
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Condenan a Mambisa Agramontina a 9 meses de prisión

El curso escolar 2023-2024 arrancó, este lunes en Cuba con escasos libros disponibles para el proceso docente educativo, problemas en la infraestructura de los inmuebles que fungen como escuelas y déficit de maestros y uniformes.

“Se hizo una reunión con la directora de la escuela primaria ‘Gerardo Medina’, aquí en la ciudad de Pinar del Río, donde nos expusieron que no hay base material de estudio para todos los niños, que van a dar solamente dos libretas y un lápiz por cada niño de prescolar, primero y segundo grado, y de tercero a sexto grado van a ser 3 libretas. Sobre los libros de texto, dicen que hay un problema enorme con la base material de estudio y que no hay, que el país no tiene, que tenemos que buscarlos nosotros [los padres] por nuestras vías", lamentó Rolando Casares Soto, padre de dos pequeños de 7 y 8 años que se estrenan en 1º y 2º grado, respectivamente.

La Ministra de Educación, Naima Trujillo, informó recientemente que “el nuevo curso escolar, empieza “con una norma ajustada de libretas” y que no se ha podido producir todos los títulos de cuadernos usados en el sistema educativo.

Escuela primaria Manuel Angulo Farrán, en el reparto Alex Urquiola, Holguín. (Foto: Facebook/Yenys Fernández)
Escuela primaria Manuel Angulo Farrán, en el reparto Alex Urquiola, Holguín. (Foto: Facebook/Yenys Fernández)

Pero, además, otras carencias afectan el inicio del período lectivo en la isla, denuncian los padres.

“También nos comunicaron que la infraestructura de la escuela tiene problemas, hay muchas ventanas y puertas que faltan, y otras, dañadas que las cubrieron con una lona”, afirmó Casares.

En Holguín, una decena de madres se dirigieron a la sede del gobierno provincial para pedir cuentas a los dirigentes por las condiciones en que estudiarían los niños de la escuela primaria Manuel Angulo Farrán, en el reparto Alex Urquiola.

Una de ellas, Yenys Fernández, se refirió en Facebook al estado constructivo del lugar donde se impartirían las clases, pues la estructura parecía estar en peligro de derrumbe.

"Yo totalmente orgullosa de las nueve madres, 10 conmigo, que valientemente alzamos la voz por nuestros hijos y de los hijos de las que hoy nos critican, pero si hoy el local está con esas condiciones, no se crean que fue por ustedes, fue por los ovarios que tuvimos de ir donde quiera y hoy el gobierno tomó cartas en el asunto para tratar de dar soluciones", escribió Fernández.

La prensa oficial arguye que el nuevo periodo lectivo comenzó en medio del complejo contexto económico de la isla, inducido “por el recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos, y en medio del enfrentamiento a las estrategias de subversión ideológica contra la Revolución”.

“Es muy triste decirlo, pero la situación que hoy se vive en las escuelas es pésima. Cuando llegamos nos dijeron que los libros no estarían, que nos los darían por lo menos dentro de un mes. Nada más le pudieron dar un lápiz a cada alumno”, señaló María Fernández Torres, madre de 2 niños que asistirán a la Escuela Primaria “Manuel Ascunce Domenech” y a la Secundaria “Enma Rosa Azcuy”, en Palma Soriano, Santiago de Cuba.

“Las aulas se ven feas porque parece que no dio tiempo a pintarlas; las mesas están deterioradas. Algunas sillas amarradas con alambre, otras manchadas. Y ni hablar del uniforme, pudieron dar un solo uniforme, que no es suficiente para un curso de 10 meses”, indicó Fernández Torres.

Tras una reunión de trabajo en el Palacio de la Revolución, NaimaTrujillo mencionó, en una rueda de prensa, que la cantidad de maestros ejerciendo, no cubren las necesidades de la población escolar del país. Como una medida paliativa, la titular explicó que se incorporarán al trabajo docente, estudiantes del último año de las universidades pedagógicas, “y otras iniciativas”.

El gobernante Miguel Díaz-Canel Bermúdez presidió el acto nacional por el inicio del curso escolar 2023-2024 en la escuela primaria Manuel Martínez Prieto del capitalino municipio de Marianao.

En su intervención en el evento, Trujillo expresó que hay casi un millón 700 mil alumnos, atendidos por más de 162 mil profesores frente al aula, lo que marcará verdaderos retos para la educación en Cuba.

“En las escuelas de mis pequeños me informaron que la base material de estudio era insuficiente, por ejemplo, a mi hijo, el mayor, que cursa 5º grado, le dieron 5 libretas. Esas 5 libretas tienen que bastarle para todas las asignaturas, en todo el curso. El quinto grado es uno de los más difíciles, de los que más materia lleva. Esas 5 libretas son muy insuficientes para ellos”, relató la santiaguera Sulmira López, madre de dos niños, uno de 5 y otro de 10 años.

“No hay lápices para mi niño el pequeño, de preescolar, no hay plastilina, no hay lápices de colores, no hay libretas. Nos mandan a comprar las hojas blancas o una libreta. Una libreta en estos momentos cuesta de 60 a 100 pesos. Yo no puedo hacer eso porque no me da el dinero para eso. No tengo cómo comprar esa cantidad de materiales de estudio, las mochilas, los zapatos, las gomas, lápices, medias, trusas. Todo tenemos que comprarlo y no hay una tienda que nos garantice un precio bajo para esa compra”, agregó.

“Los libros no alcanzan porque el país no tiene las condiciones para realizar otras impresiones. Un libro para dos niños. Un día uno hace la tarea y al otro no la hace”, ironizó la mujer.

“Las aulas están que dan pena, no se pudieron pintar; las mesas rotas, las sillas flojas. Dieron el derecho a comprar un solo uniforme para todo el curso escolar. Cuba es un país tropical, un país caluroso. Cómo yo garantizo la limpieza de su uniforme, si ni siquiera puedo adquirir el jabón, el detergente, ni siquiera el agua para poder lavar esos uniformes”, concluyó López.