logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Cuba

El cobro fue el establecido

El pasado 5 de mayo, y desde El Caney, en Santiago de Cuba, Maira Victoria Fuentes contó aquí que el 8 de abril del actual año viajó por Cubana de Aviación en el vuelo Habana-Santiago. Y como tenía sobrepeso en el equipaje, le notificaron que debía pagar por ello, pero en divisa, pues el pasaje había sido adquirido desde el exterior, por su hija.

«Soy cubana, afirmaba Maira Victoria, resido en este país y tuve que pagar 84 CUC, algo que me parece injusto. No pude debatir el asunto allí, porque perdía el vuelo; pero quisiera una aclaración fundamentada al respecto».

Sobre el tema responde Luis Manuel Ruiz Godoy, director general de Cubana de Aviación, que, según los manuales de pasajeros de esa línea aérea, aunque la pasajera sea cubana y residente en el país, su boleto fue pagado en moneda libremente convertible, por lo cual se aplicó lo que está establecido por la entidad.

En tal sentido, confirman que fue bien aplicado el procedimiento. Se le explicó que la queja fue declarada Sin Razón a Maira Victoria, quien manifestó su conformidad.

Demoras en el pago por deficiencias burocráticas

El pasado 30 de junio Neslys Toriza Mejías, joven intérprete de la Orquesta Sinfónica de Camagüey relataba aquí que cuando se realizó la evaluación de esos músicos allí, en mayo de 2018, ella alcanzó la calificación de satisfactoria en la categoría de 1er. Nivel solista alternante.

Sin embargo, Neslys estaba cobrando aún el salario correspondiente a su servicio social allí. Y su salario representaba menos de la mitad de lo que debiera recibir.

Precisaba la joven que no solo a ella, tampoco a sus compañeros les había llegado el salario que les corresponde. Primero, decía, los documentos se demoraron en enviarlos a La Habana unos dos meses. Pasó el tiempo. Seis meses después supo que los papeles habían retornado a Camagüey y tenían errores. Y les perdió el rastro.

«Cuando vamos a preguntar al Centro Provincial de la Música, responden que los papeles están aquí, o para La Habana. Que no nos preocupemos, porque ese dinero nos lo pagan retroactivo. Sí, pero es hasta seis meses lo que pagan. ¿Y lo demás? No estoy pidiendo nada extra; solo quiero que me paguen mi salario. Ni más ni menos», concluía Neslys.

Al respecto, responde Reyna García, directora del Centro Provincial de la Música y los Espectáculos Jorge Luis Betancourt Caballero, que el proceso de evaluación para la categorización de los músicos camagüeyanos concluyó el 5 de mayo de 2018; y entonces se realizó la confección del modelaje a los 266 músicos del área subvencionada.

En octubre de 2018 se entregó toda la documentación al Instituto Cubano de la Música (ICM). Y el 21 de mayo de 2019, siete meses después, el Instituto devolvió las citadas evaluaciones, debido a errores detectados por especialistas de la Dirección Técnica y de Recursos Humanos de esa entidad.

A partir de ese momento, subraya, se reinició un nuevo proceso de arreglos a la documentación, dándole solución a cada una de las deficiencias señaladas, tanto en los colectivos como en las individuales.

Refiere que la Dirección del Centro Provincial de la Música ha tomado todas las medidas posibles para, de forma escalonada, ir dando prioridad a la impresión de los documentos, según la fechas de realizada cada una de las evaluaciones.

Y consigna que el 15 de julio pasado, con la presencia del Subdirector General de Cultura en la provincia, se reunieron con Nelsys, le explicaron todos los pasos que se han realizado y que se trabaja para enviar toda la documentación nuevamente para el ICM en la primera quincena de agosto, en la que se deben priorizar para su revisión las bandas y la orquesta sinfónica.

Señala que mantendrán informados del proceso a Nelsys y a sus compañeros; y afirma, además, que ella fue receptiva y manifestó su conformidad de esperar la más rápida solución del problema.

Una historia elocuente de cómo son los trabajadores quienes sufren las deficiencias en la documentación burocrática de una entidad, cuando se trata del pago correspondiente a algo tan definitorio como la evaluación profesional. ¿Qué medidas se adoptan ante esas irregularidades?; eso no se clarificó en la respuesta.

All rights and copyright belongs to author:
Themes
ICO