logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Cuba

Rumba y cultura cubana, para que se nos entienda

Sagua la Grande.–En la Villa del Undoso se ha bailado más rumba que de costumbre por estos días. Cierto es que la bella ciudad se caracteriza por tocar con arte los tambores, pero con la llegada a sus predios del Festival Timbalaye la Ruta de la Rumba este sábado, fue difícil hallar a un sagüero que no se sumara al jolgorio vivido por este pueblo, cuna de grandes hombres.

Concebido para celebrarse en La Habana y Matanzas, del 23 al 31 próximos, el Festival se propuso anticiparse y llegar hasta la región, terruño del Cabildo Kunalumbo San Francisco de Asís, para tomarle el pulso a la rumba e intercambiar con los lugareños, quienes dejaron evidencias de que en la zona el raigal complejo musical tiene garantizado el relevo.

Recibidos por Joel Pérez García, secretario del Partido en Sagua la Grande, y Aurora González Sánchez, presidenta de la Asamblea Municipal del Poder Popular, un equipo encabezado por Ulises Mora, presidente de Timbalaye, y el Comandante Víctor Dreke, hijo de la llamada Perla del Norte, presenció a su llegada la actuación de niños y del grupo Rumberos de Sagua, de reciente creación.

Con la fiesta prevista para la tarde noche, fueron celebrados otros acontecimientos, tales como la conferencia impartida por el doctor José A. Matos, especialista de la Fundación Fernando Ortiz, quien ante un nutrido público abordó la figura del eminente antropólogo frente a sus investigaciones musicales, y refirió que su mérito mayor fue definir al pueblo cubano.

El Comandante Dreke repasó en rigurosa síntesis las singularidades del pueblo sagüero, «fundador de muchos frentes de combate». Recordó los tiempos en que la rumba y las actitudes de sus coterráneos se opusieron a todo tipo de colonización, y concluyó su alocución recomendando la unidad de todos los cubanos, más allá de los credos, porque la primera creencia «tiene que ser la Patria». A los vivas por el presente de Cuba y de sus principales dirigentes, Dreke fue ovacionado.

La Casa de la Cultura fue el escenario de la rumba mayor, ambientada esta vez con el ritmo de la agrupación cienfueguera Rumba Lay, la que puso en movimiento a un pueblo visiblemente divertido. A estas interpretaciones se sumaron las voces de Pedro Celestino Fariñas, el Príncipe de la Diana, y de Juan Campos Chan, fundador de Yoruba Andabo, rumberos de  elevada talla.

Para el domingo, el malecón de Isabela de Sagua convidó a los rumberos a tocar frente al mar en una acción vertebrada por la máxima «Contra mi cultura no nos entendemos». La visita al Cabildo Kunalumbo en el aniversario 210 de su fundación, el toque del grupo folclórico Raíces de Kunalumbo y la de Awo Aché, más tarde, en áreas del parque, convirtieron el domingo sagüero  en una jornada jubilosa y estimulante, que por un tiempo dará de qué hablar.

All rights and copyright belongs to author:
Themes
ICO