Conductores de Uber en el Distrito Nacional realizaron una caravana en las principales avenidas del país, este jueves, con el objetivo de exigir varias reivindicaciones.

En los mismos vehículos que usan para trabajar colocaron carteles en los que denuncia varios males que les afectan.

Con sus luces intermitentes y bocinas exigían más seguridad, que las cuentas de los clientes tengan nombre y foto, a fin de identificarlos, puesto que el pasajero sí tiene conocimiento del conductor que abordará.

También, el por qué han cancelado decenas de cuentas de conductores, así como una tarifa nocturna especial, por los peligros que los acechan.

Y por una tasa de servicio más favorable, pues cobran de un 40 a 60 % la tarifa del pasaje.

A consecuencia, los taxistas agravaron el tapón de la tarde.