Paul Walker murió el 30 de noviembre del 2013 en California, tras colisionar su vehículo y que este se incendiara, por causa de un exceso de velocidad. El actor perdió la vida en un punto alto de su carrera en el cine. Tras su muerte, tres películas en las que había participado, fueron estrenadas: Hours (2013), Brick Mansions (2014) y Furious 7 (2015).

Paul William Walker IV nació el 12 de septiembre de 1973 en Glendale, California aunque se crió en el Valle de San Fernando en Los Ángeles. Hijo de una modelo y un boxeador profesional dos veces campeón de los Guantes de Oro, ya desde pequeño participó en algunos anuncios publicitarios, abriéndose camino en el mundo del modelaje. Si bien esto no era lo que más le gustaba, las campañas y las pasarelas le sirvieron para pagar sus gastos en la Universidad y a su vez acercarse al sueño de ser actor.

Tal como reseña el periódico “lanacion.com”, su primera gran pasión (aunque no muy conocida) fue la biología marina, profesión de la cual se licenció y desarrolló en paralelo con su carrera artística. De hecho, se lo vio feliz cuando comandó la serie de National Geographic Channel, Expedition Great White, donde fue parte de la tripulación durante la captura y el etiquetado de siete grandes tiburones blancos en la costa de México.

El estrellato le llegó en 2001 con el cine de acción, donde la exitosa fórmula de rápidos vehículos deportivos y mujeres arrasó con todas las taquillas mundiales y se convirtió en una longeva franquicia. Además del reconocimiento internacional y de varios galardones, esta saga le permitió conocer a su gran amigo y coprotagonista, Vin Diesel, a quien consideraba un hermano. De hecho, en más de una oportunidad la madre de Walker se refirió al musculoso como “la otra mitad” de su hijo.

Un gran corazón

En marzo de 2010, Walker viajó a Constitución, Chile, para ofrecer su ayuda y apoyo a las personas heridas en el terremoto de magnitud 8,8 que sacudió el 27 de febrero la región. También viajó con su equipo de ayuda humanitaria, Reach Out Worldwide, a Haití, para ayudar a las víctimas del terremoto de Haití.

Teoría sobre su muerte

Luego de tres años sin que se supiese nada sobre ellos, Anonymous volvió a la carga en julio del 2015, y como respuesta a la muerte del afroamericano George Floy a manos de policías blancos, el colectivo subió un vídeo a Youtube en el que amenazaba con hacer públicos “muchos de los crímenes” que, según dicen, la administración de Estados Unidos oculta al mundo.

En ese momento señalaron que, los músicos Avicii y Kurt Cobain no se suicidaron y que el actor Paul Walker no murió en un accidente de coche, sino que fueron asesinados por tener información sobre una red de pedofilia y trata de menores que habrían intentado dar a conocer. De hecho, muchos usuarios han asegurado que Avicii ya trataba de advertir de lo que sucedía en su videoclip de ‘For A Better Day’.