logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

Aleñá: 100 toques para la esperanza

Ejemplo de paciencia y de control de los tiempos para poner los dos pies en el primer equipo, Carles Aleñá, 21 años, dio un pasito más en su progresión en Vitoria. Los 100 toques de balón que destacó al final del partido la estadística de Opta (84 pases buenos y sólo 9 perdidos por los 17 que, por ejemplo, extraviaron Vidal, Dembélé o Coutinho) resultaron todo un símbolo de un partido redondo para el futbolista de Mataró, que siempre podrá contar que ese gol que hizo en plena conexión con Luis Suárez pudo significar el título de Liga número 26 para el Barcelona.

Pero Aleñá no se va a parar ahí. La celebración del 0-1 de Valverde, más efusiva de lo habitual en el técnico, indica la confianza que el Txingurri tiene en la progresión del jugador. "Siendo centrocampista, fue el máximo goleador del filial la temporada pasada", recordó al final del partido. Aleñá también admitió que el entrenador le había pedido al descanso que se atreviese y pisase más el área. La primera vez que lo hizo leyendo la acción de Sergi Roberto y la astucia que tiene Luis Suárez consiguió el 0-1.

Aleñá jugó un partido valiente en Vitoria. Conectó bien con Sergi Roberto y Coutinho en la primera parte en su posición de interior izquierda y pasó a la acción en la segunda mitad con el gol. Pese a comenzar la temporada lesionado y no hacer la gira en Estados Unidos, fue capaz de hacerse un hueco, empezar a jugar y ser reconocido con un dorsal del primer equipo (21) después de la lesión de Rafina. Ya suma 22 partidos oficiales este curso y puede considerar cumplido su objetivo de seguir asentándose. No hay año que Aleñá no haya dado un pequeño paso y haya mejorado su posición en el Barça. Con contrato hasta junio de 2022, es uno de los que tienen asegurado su sitio en el primer equipo. Un buen ejemplo de paciencia para aquellos que abandonan el Barça precipitadamente a la primera oferta potente que tienen y luego se pierden en clubes que tienen un concepto de juego completamente distinto.

Aleñá tiene otro reto en pocas fechas. Será con la Selección Sub-21 en un Europeo en el que los de Luis de la Fuente se jugarán la clasificación para los Juegos Olímpicos de Tokio. También ahí ha sabido Aleñá esperar su oportunidad hasta aparecer en las convocatorias. En la cita de Italia porá demostrar que ya ha hecho la mili para ser titular con los cachorros de la Selección y de ahí saltar a la pretemporada asiática del Barça para, en la 2019-20, dar un paso más. De momento, Aleñá cumple como un reloj y de manera tan redonda como sus 100 toques en Mendizorroza.

Themes
ICO