Spain

Andalucía se suma a las autonomías que obligan al uso de las mascarillas

Los presidentes autonómicos prefieren pecar por exceso que por defecto, pasarse que quedarse cortos, prescribir el uso de mascarillas aunque no haya un consenso científico que no hacerlo, por si hay un descontrol de los brotes entre los administrados. La salud está en juego y, ya sea por el creciente número de positivos detectados tras la desaparición de las restricciones de movilidad –no sólo en España– o ya sea a causa de las voces de un cierto sector científico que alerta de un hipotético peligro del contagio aéreo –una cuestión aún sin evidencia que ha despertado el debate entre los especialistas–, el caso es que cada vez más y más administraciones hacen obligatorio el empleo de mascarillas, no sólo en el interior de los establecimientos públicos, como había sido hasta la fecha.

Desde Cataluña, País Vasco, Baleares, Extremadura, lugares donde se los contagios no dejan de incrementarse en los últimos días, hasta llegar a Andalucía, el último en hablar de la obligatoriedad de la mascarilla fue ayer Juanma Moreno, presidente andaluz, en cuyo territorio se han producido 19 brotes desde el fin del estado de alarma. Y más vale pecar de prudente.

Moreno anunció ayer que propondrá mañana al comité técnico-médico que asesora a su Gobierno hacer obligatorio el uso permanente de la mascarilla en toda la región, al considerar que aunque la comunidad autónoma no está en “una situación límite”, actualmente “lo mejor es prevenir”. No parece probable, estando como están las cosas y adivinándose un hipotético y temido pico por venir, que los técnicos contradigan la petición del presidente de la Junta.

En una visita a Ceuta, donde se reunió con el dirigente de la Ciudad Autónoma, Juan Vivas, Moreno señaló que la medida de obligar la mascarilla en todo espacio público puede entrar en vigor “de inmediato” o en “un plazo máximo de 48 horas”. “No estamos en una situación límite como en otros territorios de España pero más vale prevenir que curar y por eso lo vamos a plantear”, dijo Moreno en unas declaraciones recogidas por Europa Press.

Aunque muestre un día sí y otro también su confianza en el sistema de vigilancia y rastreo fortificado por la Consejería de Salud para este momento de pandemia, de las declaraciones de Moreno pudo inferirse una cierta inquietud: “En algunos municipios pequeños se está produciendo una especie de turismofobia, pues los visitantes llegan sin mascarilla, algo que no es bueno ni para la economía ni la salud, y además estamos viendo un progresivo relajamiento de la población después de cinco meses muy duros”, argumentó Moreno.

Moreno insistió en apelar a la responsabilidad individual de la población en las conocidas medidas de distancia social, mascarilla e higiene, así como en que no le “temblará la mano” si la evolución de la enfermedad hace necesario el confinamiento de alguna parte de la región, como ya se ha tenido que hacer en zonas de Cataluña y o Galicia.

Es de esperar que en las próximas horas haya novedades sobre los detalles que implicará la obligación del empleo de la mascarilla en todos los espacios, como las sanciones administrativas que acarreen el incumplimiento de la norma o los pormenores en cuanto a los nuevos usos y restricción de los antiguos.

Football news:

Owen sobre el Barça: un equipo Envejecido. No parecen llegar a la final, ni se parecen a Barcelona
Monchi sobre rakitic en Sevilla: Es mi amigo, pero es difícil financieramente, si no imposible
Borussia le ofrecerá a Sancho un nuevo contrato si el Manchester United no acepta sus términos antes del lunes
Giorgio Chiellini: las temporadas Difíciles suceden. Queremos seguir ganando. Siempre
Messi duerme en un colchón antiviral. ¿Qué demonios es eso?
Sulscher sobre la Europa League: Ganar con el Manchester United sería el mayor logro de mi carrera
El Liverpool puede comprar por 13 millones de euros al defensor Olympiacos Tsimikas