This article was added by the user Anna. TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Asaja se opone a dos nuevos proyectos fotovoltaicos que «interfieren» en regadíos de León

Instalación fotovoltaica en la región. / Sergio García

Los parques Otero y Las Majadas ocuparían un total de 186 hectáreas en los municipios de Santa María del Monte de Cea, Valdepolo y El Burgo Ranero y según la organización afectarán a Los Payuelos

Asaja presentará alegaciones a los parques fotovoltaicos Otero y Las Majadas, promovidos por las empresas Profalmar Logistia y Onatrium Solar 1, respectivamente. Según el sindicato agrario, los proyectos que se pretenden implantar en esta zona agrícola «interfieren en los regadíos» previstos en Los Payuelos y afectan a los municipios de Santa María del Monte de Cea, Valdepolo y El Burgo Ranero.

Tras la publicación en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) de la solicitud de autorización administrativa previa y evaluación de impacto ambiental de ambas instalaciones, Asaja recordó que en la provincia de León ya son 52 los proyectos de este tipo que tienen iniciados sus trámites administrativos de autorización e impacto ambiental. En caso de ponerse en marcha, sumarían una potencia total de 3,6 millones de kilowatios (kW) y ocuparían una superficie agrícola de casi 8.000 hectáreas de terreno.

Al respecto, Asaja destaca que todos estos proyectos fotovoltaicos, junto con sus líneas de evacuación, son «perjudiciales para los intereses agrarios de la provincia». La organización agraria está presentando alegaciones a todos ellos y anima a los agricultores afectados a que hagan lo propio. En ese sentido, lamentó que muchas juntas vecinales «están dando la espalda a sus vecinos agricultores atraídos por unos futuros ingresos que tan siquiera son necesarios para ejercer sus competencias propias».

Otero y Las Majadas

Según recoge la edición de hoy del BOP, está previsto que el parque fotovoltaico Otero ocupe una superficie de más de 86 hectáreas. Por su parte, el parque Las Majadas ocuparía una superficie cercana al centenar de hectáreas. Estos terrenos, señala Asaja, son tierras de cultivo propiedad de las juntas vecinales, que actualmente los arrendan a agricultores locales. En caso de instalarse los parques, estos agricultores deberían reducir considerablemente sus explotaciones, sin obtener compensación alguna por ello.

Además, denuncia el sindicato, la evacuación de la electricidad hacia la localidad de Luengos, en el municipio de Santas Martas, supone atravesar con un tendido eléctrico de alta tensión y sus correspondientes postes de anclaje la zona de los nuevos regadíos de Los Payuelos, lo que causaría «importantes perjuicios a los propietarios y arrendatarios de estas fincas de regadío», concluyen.