Spain

Blaydes pide paso: noquea a Dos Santos en dos asaltos

"Muestro mi lucha, mis puños... no sé que más tengo que hacer", se quejó Curtis Blaydes. El estadounidense, de 28 años, está en su mejor momento en la UFC. Viene en racha, gustando y no dudó en reclamar una oportunidad por el título del peso pesado tras noquear en dos asaltos a Junior 'Cigano' Dos Santos en el combate estelar del UFC Raleigh (Carolina del Norte, Estados Unidos). Blaydes es consciente de que la posible trilogía entre Miocic y Cormier está retrasando todo, pero el campeón tampoco quiere un gran parón. Por eso hizo lo que debía: ganó fácil a un excampeón y dejó su tarjeta de presentación. Ahora son otros los que deben recoger el guante.

Desde el primer instante se vieron dos velocidades. Dos Santos lucía más lento y Blaydes tenía mayor velocidad. Pese a la evidencia, el estadounidense se mostró cauto. Seleccionó sus golpes y solo entró con claridad a falta de 20 segundos con una derecha recta. Pese a ello, el asalto fue suyo porque estaba más activo. Intentó varias veces imponer su wrestling, pero Cigano sabía que ese no era el camino y lo evitó de manera brillante. Se centró en la defensa y ahí estuvo su debe, ya que quería entrar siempre desde el límite de la distancia y sus golpes casi ni impactaban.

Tras cinco minutos de análisis, Blaydes pasó a la acción. Apretó al brasileño, sacó más trabajo y con varios manos buena quitó movilidad a Dos Santos. Le obligó a pararse y ahí le sentenció. Blaydes conectó un buen jab, Cigano quiso contestar con un upper, pero antes de que pudiese acercarse al mentón del estadounidense, Blaydes impactó una derecha descendente brutal. Se arrugó Junior, reculó intentando reponerse... pero era tarde. Curtis le tenía y con sus rodillas puso fin al combate. "He vencido a una leyenda, en un Main Event... ¿qué más puedo pedir?", aseguró el vencedor tras su triunfo. Aunque segundos más tarde sí que supo reclamar algo más. Quiere el título. Ya está en la cola.