Spain

Camps niega haber tenido trato con Gürtel: "Con Álvaro Pérez no voy ni a la vuelta de la esquina"

El expresidente de la Generalitat Valenciana Francisco Camps ha negado en el juicio del caso Gürtel que hubiera ordenado adjudicaciones a la trama corrupta y ha asegurado que con su responsable en Valencia, Álvaro Pérez, el Bigotes, no iría "ni a la vuelta de la esquina".

La Audiencia Nacional ha reanudado este jueves el juicio de los 22 acusados de la pieza del caso Gürtel seguida por supuestas adjudicaciones irregulares al entramado liderado por Francisco Correa con motivo de la visita del papa Benedicto XVI a Valencia en julio de 2006.

Francisco Camps, investigado en otra causa por adjudicaciones de la Genetalitat, ha declarado como testigo por videoconferencia desde Valencia, acompañado por su abogado, y ha negado que ordenara adjudicar a empresas de Correa un montaje de pantallas y sonido para la visita del papa, a través de la Radiotelevisión Valenciana.

Su declaración se produce un día después de que el delator de Gürtel, el exconcejal del PP en Majadahonda (Madrid) José Luis Peñas, afirmara en el juicio que, al dejar José María Aznar la presidencia del Gobierno y del PP, la trama corrupta liderada por Francisco Correa se extendió a Valencia y contactó con el entonces presidente regional, Francisco Camps.

Pero Camps ha negado lo mantenido por Correa y Pérez respecto a que les había prometido negocios en Valencia y ha asegurado que no habló con Alejando Agag, marido de la hija del expresidente del Gobierno José María Aznar, de dar un trato de favor al Bigotes cuando se instaló en Valencia con la empresa Orange Market.

Ha asegurado que no conocía a Correa y que su relación con Pérez se debía a los trabajos que realizaba para organizar actos del PP pero ha aclarado: "No di orden para contratar con él" y "nunca estuvo en mi despacho en el Palacio de la Generalitat".

Niega conocer a Correa y señala a Ricardo Costa

Ha apostillado que con quien Pérez tenía relación era con el entonces secretario general del PP en Valencia, Ricardo Costa, pero no con él ni con el expresidente de las Cortes Valencianas Juan Cotino, que declaró en este juicio como acusado antes de fallecer por coronavirus.

Preguntado por el abogado de Pérez por qué en una conversación telefónica se dirigió al Bigotes como "amiguito del alma", ha señalado: "Era Nochebuena y me salió eso", y sobre la lealtad que le pidió durante la charla ha indicado que se refería al partido y no a los negocios investigados en el caso Gürtel.

Además, ha añadido que en otra conversación que tuvieron el día de Reyes le indicó a Pérez que le iba a devolver los regalos que le había enviado a él, a su esposa y a su hija. Camps ha aclarado que, si fue a la boda de Álvaro Pérez, es porque se lo pidió Ricardo Costa.

Durante el interrogatorio de la fiscal, Camps ha comentado que llevan once años investigándole, que fue absuelto en la causa denominada "de los trajes" y que siempre ha mantenido que no dio órdenes de contratar con Gürtel, mientras que Correa y Pérez han ido cambiando de versión.

Una adjudicación a un "precio desorbitado" por parte de la RTVV

Según la Fiscalía Anticorrupción, tras asumir la RTVV la señal de la retransmisión de la visita del papa el entramado de Gürtel consiguió que el ente público le adjudicara un contrato de montaje de pantallas y sonido en las calles de Valencia por "un precio desorbitado" de más de siete millones de euros.

La Fiscalía mantiene que el entonces director general de RTVV, el acusado Pedro García Gimeno, vulnerando las normas de contratación pública, llevó a cabo actuaciones para dicha adjudicación por la que se repartió más de tres millones de euros con los miembros de la trama Francisco Correa, Pablo Crespo, Álvaro Pérez, el Bigotes, y el también acusado José Ramón Blanco Balín, asesor del grupo.

Camps ha negado que diera instrucciones a Pedro García Gimeno "ni políticas ni de gestión" y ha explicado que "no tendría sentido", porque la RTVV es un ente autónomo con un Consejo de Administración con representación de todos los partidos, que debe responder ante las Cortes Valencianas y ante la Sindicatura de Cuentas.

"Igual que no veo a Pedro Sánchez (el presidente del Gobierno) llamando a Rosa María Mateo (la administradora única de Radio Televisión Española), dándola instrucciones, y mire que están en las antípodas políticas de mí", ha apostillado al respecto.

Igualmente, Camps ha mantenido que no le dijo a Pedro García Gimeno que estuviera a las órdenes de la iglesia en este asunto y que no dijera a nada que no.

En su declaración en el juicio, el pasado 10 de marzo, Pedro García Gimeno aseguró: "Recibí una llamada telefónica del entonces presidente de la Generalitat, Francisco Camps, en la que me dice que no dijese que no a ningún requerimiento que viniese de la organización y que diese todas las facilidades para que las peticiones se llevasen a cabo".

Football news:

Kike Setién: cada vez se entiende menos el VAR
Matic renovó su contrato con el Manchester United hasta 2023
Con la muerte de Morricone se va parte del cine mundial. De laurentis sobre el compositor
Josep Bartomeu: Setién hace un gran trabajo. Tenemos plena confianza en él
Piqué sobre la liga: al Barça no le gusta quedarse atrás, pero hemos hecho todo lo posible para marcar la diferencia
Pep Pro 0-1 con Southampton: a City le gustó el Juego, pero no es suficiente para ganar
Mandzukic es Interesante para Fenerbahçe y Galatasaray. También lo reclaman Loco y Milan