logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

De Jong: “Siento química en este vestuario”

Club alérgico a la unanimidad, Frenkie De Jong (Arkel, 1997) ha logrado cautivar a todas las facciones del barcelonismo por igual tras un puñado de amistosos. Centrocampista total, representante de una escuela, la holandesa, muy apreciada en el Camp Nou, De Jong transmite seguridad en sí mismo en el campo y fuera. Solícito y sonriente, incluso puntual, extraña virtud en el futbolista de élite cuando se trata de atender a la prensa, el fichaje del verano, quien sabe si de la década, atiende a La Vanguardia.

La exigencia

“El pase de larga distancia, el pase decisivo, marcar más goles... tengo mucho que mejorar”

¿Cuáles son sus sensaciones después del primer mes en el FC Barcelona?

Me siento realmente bien. El equipo, el club, la gente de Barcelona… todos me han dado una bienvenida estupenda. El nivel de los entrenamientos es bueno, los compañeros son amables. Todo va muy bien hasta ahora.

¿Es el club tan grande como esperaba?

Ya venía con una idea preconcebida pero las expectativas se han visto superadas. El día de mi presentación me impactó. ¡Había tanta gente! Y me hicieron hacer tantas cosas... Me sorprendió.

Tiene usted fama de ser muy exigente consigo mismo. ¿Cree que hay aspectos de su juego que puede mejorar?

Sí, por supuesto. Soy joven todavía, hay mucho por mejorar. El pase de larga distancia, por ejemplo. También aumentar el número de pases decisivos, marcar más goles, aunque no sea la principal característica de mi juego… Y hay más cosas que mejorar.

Puede usted jugar de mediocentro y en los dos interiores. ¿Dónde se siente mejor? Hay cierta expectación por saber dónde le pondrá el técnico...

Lo sé. No es fácil mojarme para mí porque no soy el entrenador, yo disfruto asociándome con mis compañeros, combinando, eso ya es suficiente para mí. Mientras sea en el centro del campo y no en otro lugar, todo me parece bien.

En el Ajax su juego era muy expansivo, abarcaba muchos metros. ¿Cree que en el Barça se lo dejarán hacer o le toca adaptarse?

Aquí va a ser diferente, por supuesto. En el Ajax tenía mucha libertad de movimientos, especialmente en la construcción inicial de las jugadas, y en el Barcelona se juega un poco diferente y es lo normal porque cada equipo tiene su manera de jugar. Soy yo el que me tengo que adaptar y poco a poco ver qué rol voy teniendo en el equipo, pero seguro que será diferente que en el Ajax.

¿Podrá expresarse en toda su dimensión del mismo modo?

Dependerá de mí, y tengo grandes jugadores a mi alrededor, así que espero que todo fluya.

¿Ha hablado con Valverde de esos aspectos del juego?

Hemos hablado de táctica y de tareas específicas que me corresponden. Y de lo que espera de mí como centrocampista. Tampoco me va a decir pásala aquí o allí… Me ha explicado las cosas básicas que necesita el equipo.

¿Cómo se lleva con el entrenador y con los compañeros?

La conexión con el equipo es muy buena. Los compañeros me ayudan mucho. Pese a que todavía no domino el idioma y me cuestan algunas palabras, están muy encima en todo momento. La química en el equipo es realmente buena, en el vestuario, y ese es un buen comienzo. Si aprendo el idioma rápido, puede ser incluso mejor para mí.

La plantilla está llena de centrocampistas. Hay mucha competencia y no todos caben. ¿Le presiona el tema?

No me da miedo eso. Es lo normal cuando fichas por el Barcelona, hay mucha competencia. Lo sabía antes de venir y si me hubiera dado miedo no habría firmado. Aquí estamos una serie de centrocampistas top y sólo pueden jugar tres. Procuraré asegurarme de ser uno de los elegidos.

En Barcelona se habla de un estilo determinado de centrocampista, especialmente del que sale de la cantera. Busquets, Sergi Roberto, Aleñá, Riqui Puig. ¿Conecta usted más con ellos?

Creo que tengo buena sintonía futbolística con todos los jugadores sin distinción, aunque reconozco el denominado ADN Barça porque es muy claro y porque tiene cierta similitud con lo que hicimos en el Ajax. Me gusta mucho ese estilo por supuesto. Espero que podamos mostrárselo a la gente en cada partido y jugar bonito. Ganar títulos por supuesto, pero cuando juegas en el Barça o en el Ajax necesitas jugar bien, a la manera de Cruyff, porque es parte del club.

Hay aficionados que consideran que en los últimos años esa idea se está abandonando. La llegada de De Jong ha sido un alivio para ellos. “Uno de los nuestros”, dicen. ¿Lo nota?

Noto que los aficionados están conmigo desde el primer día y eso me hace sentir bien. El Barça siempre juega bien porque aprecia a los buenos futbolistas. Lo que yo puedo decir es que vamos a intentar hacer a la gente feliz esta temporada con títulos y jugando realmente buen fútbol.

Una de las características de su juego es recibir el primer pase del portero de espaldas al campo. Es una acción muy estresante pero sale usted con una gran facilidad. ¿Eso se entrena mentalmente?

Entiendo lo que me dice. Mucha gente me dice que cuando me ven ahí con el balón se ponen nerviosos. Pero creo que vale mucho la pena hacerlo porque si sales de esa presión luego ganas mucho espacio para el equipo, para llegar a los delanteros y que marquen la diferencia con su calidad. Esa jugada se lo hace más fácil.

Se habla mucho de la conexión entre el Barça y Holanda. ¿Tuvo que ver para que escogiera el Barcelona?

Conozco obviamente esa relación pero lo que más peso tuvo es que el Barça siempre me ha gustado desde niño.

¿Qué jugadores le gustaban?

Por supuesto siempre Messi, y especialmente aquel equipo que entrenaba Guardiola. No he visto una cosa igual en mi vida, aunque soy joven, claro.

¿Y jugar junto a Messi?

Sí, claro, eso es un extra, pero lo más decisivo fue que de pequeño me encantaba el Barça.

Sin embargo, todavía no ha podido jugar con Messi. ¿Cómo lo describiría?

Para mí sin duda es el mejor del mundo, lo mejor que yo he visto.

Pese a su juventud, usted ya está en la lista de los diez mejores jugadores del mundo (FIFA) ¿Qué sintió al verse ahí?

Sinceramente no esperaba estar ahí, fue una sorpresa. Claro que me honra, pero para mí no es una gran cuestión. Yo creo que el Balón de Oro es más grande que el The Best. Además, Messi lo va a ganar, se lo merece y cualquier otro ganador me extrañaría.

¿Y su compatriota Van Dijk?

Van Dijk es un defensa asombroso, buenísimo, pero no lo puedes comparar con Messi, que es de largo el mejor. El problema es que se compara a Messi con Messi y se espera de él que marque cinco goles en cada partido y eso es imposible. Lo que hizo Messi el año pasado fue increíble y la gente no se da cuenta.

Hablando de Van Dijk, el Barça sufrió una eliminación traumática en Liverpool en la Champions. ¿Se ha convertido este título en una obsesión?

Por supuesto que noto que la afición quiere la Champions. Me lo dicen por la calle. Yo también la quiero porque en el Ajax nos pasó lo mismo un poco la temporada pasada al ser eliminados en semifinales recibiendo tres goles seguidos. Necesitamos determinación para ganarla y eso nos puede servir de motivación extra.

¿Es básico para eso incorporar a jugadores jóvenes para cambiar la mentalidad?

No creo que la edad tenga que ver con eso. El jugador es bueno o no independientemente de sus años.

Su compañero De Ligt escogió la Juve. ¿Ha hablado con él?

Estamos siempre en contacto, pero tampoco le pedí que viniera conmigo.

Cristiano Ronaldo sí lo hizo…

Era su decisión, la tomó junto a su familia, novia y agente. Es un gran paso para él, espero que tenga mucho éxito… menos en la Champions, claro.

Messi, Suárez, Griezmann, Dembélé… Y encima puede venir Neymar. ¿Qué se impone aquí, la ilusión de jugar con ellos o el pensar, madre mía, lo que va a tocar correr como centrocampista?

(Risas). No, no. Yo creo que será increíble jugar con ellos, tienen tanto talento. Gracias a jugadores así puedes ganar partidos. Soy muy feliz por poder jugar con ellos. Eso no es un problema en absoluto.

¿Se ha imaginado a sí mismo jugando un clásico?

Me imagino jugando todos los partidos aunque lógicamente hay algunos especiales. Seré feliz si lo juego, claro.

Xavi Hernández dijo una vez que a él le daba más placer dar un pase de gol que marcarlo. ¿Está de acuerdo?

Le admiro mucho, y esa definición le describe muy bien como jugador, pero para mí es más grande marcar un gol. La verdad es que no marco muchos y tengo que mejorar en eso, pero la sensación que te da marcar es muy especial, incluso cuando lo hace cualquier compañero.

All rights and copyright belongs to author:
Themes
ICO