Spain

Detectan saltos con paracaídas en el Tajo de Ronda sin permisos

La Policía Local de Ronda detectó en la última semana la realización de varios saltos con paracaídas desde las cornisas del Tajo sin permiso, el último de ellos este mismo viernes, pudiendo en este caso poder proceder a la identificación del saltador, al tratarse de una actividad que requiere autorización.

En este sentido, fuentes policiales explicaron que el pasado viernes también se detectó otro salto, por lo que desde el Consistorio se trabaja ya en tomar medidas para que este tipo de acciones pueda convertirse en algo rutinario, y es que apuntan a que existe un importante riesgo a la hora de realizar el salto.

De hecho, el Tajo rondeño lleva acogiendo los últimos años la realización de una de las pruebas del campeonato de salto base, como se denomina a este tipo de saltos, en el que se mide al milímetro las condiciones climatológicas antes de realizar cada salto por el riesgo que implica la realización del salto en el cortado rondeño.

Además, con condiciones especialmente adversas como las que se registraron este viernes, el realizar este tipo de actividad todavía conlleva un mayor riesgo para el saltador y para las personas que tendrían que participan en un hipotético rescate en caso de accidente durante su realización.

Por ello, de momento se están estudiando las medidas complementarias a tomar para tratar de evitar que estos saltos incontrolados se conviertan en algo habitual, por lo que, a las sanciones que se puedan imponer a los saltadores también se podrían añadir otras medidas como la cartelería de advertencia recordando la prohibición de realizar saltos con paracaídas sin las pertinentes autorizaciones ante el grave peligro que supone.

De hecho, durante la última edición del campeonato celebrado en Ronda el pasado año, a pesar de las medidas de seguridad, uno de los saltadores sufrió un importante accidente al producirse un cambio repentino de aire que le empujó hacia la pared vertical y chocó contra la misma, por lo que tuvo que ser evacuado al hospital comarcal por los servicios sanitarios que daban soporte a la prueba.

En este sentido, las fuentes consultadas apuntan a que aquellos aficionados a este deporte que quieran realizar un salto tendrán que presentar un plan de seguridad y un seguro de responsabilidad que pueda cubrir las posibles contingencias.

No obstante, señalan lo complicado de poder evitar que se realicen saltos incontrolados, por lo que se insistirá en sancionar.