El alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo Blas, ha anunciado esta mañana su intención de proponer al pleno del mes de julio, la concesión de la Medalla de Oro de la ciudad al conjunto de funcionarios y funcionaras del Ayuntamiento; Policía Local; Bomberos; Protección Civil; cuerpo técnico y administrativo; así como al personal sanitario de la ciudad, representado en el Hospital General Universitario.

El primer edil del Ayuntamiento de Guadalajara hacía esta declaración durante el balance que ha ofrecido del primer año de gobierno municipal, marcado, indudablemente, por la terrible crisis del coronavirus.

“Quiero dar las gracias de corazón a todos los trabajadores y trabajadoras de esta casa. Sin su trabajo y dedicación, la ciudad no funcionaría. Para ellos y ellas ha sido también un año intenso, especialmente en los últimos tres meses”, ha destacado el alcalde.

Esta pandemia, ha añadido, “debe de servirnos para sentirnos muy orgullosos y orgullosas de nuestra Administración; de la generosidad con la que muchas personas se han dejado la piel por el resto”.

Palabras de agradecimiento que el alcalde ha trasladado igualmente hacia todo el personal sanitario de Guadalajara, que ha trabajado hasta la extenuación salvando vidas; atendiendo sin descanso a todos los pacientes ingresados y poniendo en riesgo sus propias vidas para protegernos al conjunto. “Esta medalla es para todos los profesionales de la medicina, enfermería, farmacia, auxiliares, celadores y el conjunto de personas que trabajan en nuestra sanidad pública”.