Spain

El coronavirus dispara la demanda de información en Valladolid

El miedo es libre y los múltiples y continuos canales de información contribuyen a esclarecer pero también a inquietar. Y esto ha vuelto a pasar con el renombrado coronavirus. Castilla y León planea sobre casos en estudio muy contados, muy controlados y, hasta ahora, siempre finalmente falsos.

Negativo fue ayer el resultado del segundo presunto contagio de Valladolid, que fue dado de alta a mediodía tras haber pasado 24 horas en observación y haber analizado sus muestras. El paciente presentaba síntomas leves de infección respiratoria cuando llegó al servicio de Urgencias y permaneció ingresado en observación hospitalaria en el Clínico, a la espera de que se le realizaran las correspondientes analíticas al haber relatado que había regresado recientemente de Milán, zona, el norte de Italia, donde se ha disparado la epidemia del COVID-19.

Es el segundo caso negativo registrado en Valladolid. El pasado día 10 también se dispararon todas las alertas al detectar otro posible caso por la coincidencia de fiebre y otros síntomas de una mujer china con un viaje a Sanghái que, aunque lejos de la zona cero del país asiático, no dejaba de tener dicha procedencia. Finalmente los síntomas de la paciente que ingresó en observación en el Río Hortega se confirmaron que estaban solo relacionados con un elevado consumo de alcohol. Aquella alerta sanitaria fue muy llamativa al ser atendida en la calle por personal con los equipos de protección individual.

Tres casos descartados en la comunidad en solo dos días

La Consejería de Sanidad también analizó ayer un nuevo posible caso por infección por el nuevo coronavirus (2019-nCov) en Segovia que finalmente dio también negativo. Se trata de un varón joven, que acababa de llegar de Italia y presentaba síntomas respiratorios. Estuvo en aislamiento domiciliario a la espera de los resultados que finalmente se conocieron ayer avanzada la tarde. Por otro lado, los análisis realizados a las dos personas que también se encontraban en vigilancia y observación en Ávila y Salamanca han dado negativo en coronavirus, según informó la Consejería de Sanidad. Asimismo, precisó que la paciente atendida en Ávila recibió el alta hospitalaria tras dar positivo en gripe B, permaneciendo hasta ahora en situación de aislamiento domiciliario y control epidemiológico.

Ambas fechas claves animaron a las llamadas al teléfono 900 222 000 de la Junta de información ciudadana sobre el nuevo coronavirus. Pero si la primera provocó que de la anécdota de una o dos llamadas por jornada se pasara a cuatro el mismo día 10 y a cinco al siguiente; el caso de este lunes del joven español procedente de Milán –unido a toda la situación italiana probablemente– hizo que el lunes las llamadas se dispararan hasta las 166 en un solo día y además de ellas, 95, procedían de personas de fuera de Castilla y León, dado que es la única comunidad con un teléfono específico para estas consultas. Valladolid, con 28, Salamanca, con 18, y Ávila, con 15 –las tres ciudades de la comunidad, con casos en investigación en ese momento (luego todos dieron negativo)– fueron los puntos de mayor demanda. Este teléfono es un indicador más, y de los más objetivos, pero el definitivo desabastecimiento de las mascarillas en las farmacias de la comunidad y muy en particular de dichas tres provincias y, además, sin noticias sobre futuros suministros es otro pulso a cómo el miedo se apodera cada día más de los ciudadanos que llevan a sus cafés y tertulias el tema sin falta. Las distribuidoras de mascarillas y geles hidroalcohólicos así lo confirman. También la organización colegial, que destaca que «la demanda de mascarillas es efectivamente muy elevada pese a que a día de hoy la implantación del virus en España se circunscribe a casos aislados. De ahí, que desde el Concyl se haga una llamada a la calma y se recuerde a los ciudadanos la importancia de seguir únicamente los consejos e instrucciones de las autoridades sanitarias. A este respecto, la Farmacia de Castilla y León está a disposición de Sanidad y se seguirán sus protocolos».