logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

El nuevo proyecto del Madrid nace con dudas

Terminada la última temporada tercero en la Liga y eliminado de la Champions en los octavos, el Madrid encomendó en marzo la dirección del nuevo proyecto a un icono de la casa: Zinédine Zidane, el hombre providencial de las tres últimas Champions, el entrenador tocado por la varita de la fortuna al que le salía todo. A 24 horas del arranque de la Liga en Balaídos, en el club cunde una sensación de desánimo, producto de una pretemporada muy lejos de cumplir con las expectativas. El efecto Zidane corre el riesgo de esfumarse y hacer bueno el refrán de “segundas partes nunca fueron buenas”.

Si la pretemporada sirve para cargar pilas y renovar ilusiones, este verano sólo ha traído disgustos al madridismo, que ve con estupor que su equipo ha dado muy mala imagen en los amistosos y hasta ha sufrido una derrota histórica, un 3-7 ante el Atlético en Nueva York, una debacle directamente emparentada con el 9-1 que sufrió en 1980 en Munich.

Mucha inversión

El Madrid se ha gastado este verano 300 millones pero de todos los fichajes sólo Hazard apunta a titular

No es que el Madrid no haya tirado de chequera. Ha invertido 300 millones, de ellos 100 más bonus en Eden Hazard, uno de los mejores futbolistas del panorama mundial. El problema es que nada le ha funcionado. La única petición de Zidane, el centrocampista francés Paul Pogba, no ha venido. Todavía podría hacerlo pero no parece probable. El Manchester United pidió cerca de 200 millones y a Florentino Pérez le pareció un precio fuera de mercado.

Además, para mayor ninguneo a Zidane, el club anda enredado en la posibilidad de fichar a Neymar, algo que disgusta por igual al entrenador y a la afición, que no ve con buenos ojos traer a alguien cuyo primer objetivo declarado es volver al Barcelona.

El Madrid ha fichado a seis jugadores este verano, Rodrygo Goes, Eder Militão, Ferland Mendy, Luka Jovic, Take Kubo y Eden Hazard, y de todos ellos sólo el belga, que ha hecho la pretemporada pasado de peso, apunta a titular. Todo indica que Kubo y Rodrygo tendrán ficha en el Castilla o serán cedidos. No parece muy lógico porque son los dos jugadores que más han ilusionado.

Dos culebrones

Zidane no quiere a Bale ni a James en la plantilla, pero el club no sabe cómo desprenderse de ellos

El capítulo de bajas también ha dado pesares a la afición. Por deseo expreso de Zidane el club vendió a Kovacic al Chelsea, a Marcos Llorente al Atlético (una venta que levantó ampollas), a Raúl de Tomas al Benfica, a Theo al Milán y cedió a Reguilón al Sevilla, a Vallejo al Wolverhampton y a Dani Ceballos al Arsenal (otra decisión inexplicable hasta para buena parte de la directiva).

Muchas salidas pero el vestuario no se ha aligerado de los dos futbolistas que el club quería despenderse a toda costa: Gareth Bale y James Rodríguez.

El caso Bale se ha convertido en el culebrón del verano. Sin ofertas por el galés, el jugador flirteó con irse a la liga china, pero la operación no fructificó porque el Jiangsu Suning lo quería gratis. El Madrid maneja ahora ceder a Bale (quizás al Bayern) para ahorrarse los 17 millones de su ficha. En el caso de James el colombiano quiere irse al Atlético. Florentino podría cederlo antes al Nápoles.

Los problemas en la confección de la plantilla no ocultan tampoco que el Madrid ha sido este verano un caos táctico. Nadie sabe ahora mismo cual será el once blanco en Balaídos ni el sistema a emplear. La sensación que transmite Zidane es la de confiar en su once base de las tres Champions. Kroos, Modric, Ramos, Marcelo, Isco, Benzema, etcétera, jugadores que ahora mismo parecen avejentados y sin la motivación suficiente.

El Madrid ha sido esta pretemporada un coladero (18 goles en contra en siete partidos) y Zidane ha ido cambiando de sistema del 4-3-3 al 3-5-2 y luego al 4-4-2 convencional para tratar de frenar la sangría y blindar la defensa. Tampoco el problema de la falta de gol desde la ausencia de Cristiano ha quedado resuelto. Benzema sigue sin ser un nueve y Luka Jovic (60 millones de euros) no ha aportado nada. Y ya ha aparecido la mala suerte. Marco Asensio se rompió el ligamento cruzado y ha dicho adiós antes de empezar.

All rights and copyright belongs to author:
Themes
ICO