Spain

El Recoletas muestra dos caras en un triste final

Encajó una dura derrota el Recoletas Valladolid en su visita a El Sargal para medirse al siempre combativo Incarlopsa Cuenca (26-25). Los dos equipos hicieron honor a su condición de aspirantes a estar entre los cuatro mejores conjuntos de la competición. La escuadra local festejó la apurada victoria en un encuentro con grandes altibajos para mantenerse así en la zona noble dando continuidad a su excelente racha. La cara opuesta de lo que fue un relato de idas y venidas fue la segunda derrota consecutiva del cuadro atlético. Los jugadores del Recoletas compensaron su pésima primera parte con un excelente cuarto de hora tras el descanso para terminar gestionando de forma errática los momentos decisivos.

26 Cuenca

Leo Maciel; Nacho Moya (4, 2p), Sergio López (1), Pablo Simonet (2), Thiago Alves (6), Vainstein (1), Moscariello (3) -siete inicial-, Doldan, Pérez de Inestrosa (1), Hugo López (2), Samuel Ibáñez, Bulzamini, Pizarro (6), Armando Arce, Taravilla, Carlos Fernández y Armando Arce.

25 Atlético Valladolid

Carlos Calle; Nico López, Adrián Fernández (3), Patrianova, Jorge Serrano (8, 4p.), Miguel Camino (2), Roberto Pérez -siete inicial-, Diego Camino (2), Ander Ugarte (2), Daniel Pérez Bravo (1), Pisonero, César Pérez, Álvaro Martínez (1), Miguel Martínez, Miguel Camino, Manuel García (4) y Sergio Casares (2).

Parciales
: 2-1, 5-4, 10-4, 11-6, 13-8, 14-10 (descanso) 17-12, 19-15, 19-18, 20-21, 23-22 y 26-25 (final). Árbitros:
García Serradilla y Marín Lorente (Comité catalán). Excluyeron a los locales Bulzamini, Vainstein, Pizarro y Nacho Moya y al visitante Nico López. Fueron amonestados los locales Vainstein y Doldán y el visitante Patrianova

Ya el primer parcial se abrió camino entre las imprecisiones ofensivas de dos bandos incapaces de jugar el estático con acierto. David Pisonero apostó por una defensa 5:1, con adelantado muy alto tratando de ahogar la circulación de balón del conjunto conquense. Sin embargo, no fue el inicio soñado para el siete visitante, muy atascado en ataque frente al bloque central planteado por Lidio Jiménez. Mejoró el Recoletas Atlético Valladolid con la segunda exclusión en ocho minutos de un Bulzamini muy pasado de revoluciones que a punto estuvo de lesionar a Adrián Fernández.

No bajó un ápice la agresividad defensiva el equipo local pese a las advertencias de la pareja arbitral y Pablo Simonet se hizo cargo del ataque para llevar a su equipo a los cinco goles de distancia (9-4, min. 13). El Incarlopsa Cuenca bailó a ritmo de tango en campo contrario con Pablo Simonet mandando en el eje y Moscariello atacando los espacios con la consiguiente desesperación del banquillo pucelano. Ni siquiera el tiempo muerto solicitado por David Pisonero sirvió para refrescar a sus jugadores, con claros síntomas de agotamiento antes del paso por el ecuador de la primera parte.

El encuentro entró en un nuevo intercambio de goles hasta que César Pérez irrumpió desde el banquillo con cuatro paradas consecutivas de mucho mérito. El portero vallisoletano firmó un 50% de acierto maquillando así las carencias de sus compañeros, muy espesos con la pelota hasta el paso por vestuarios (14-10). Ya en el segundo acto David Pisonero volvió a apostar por el 5:1 con Jorge Serrano defendiendo sobre el balón pese a que el problema fue otro. Se echó en falta intensidad en una primera línea muy blanda que solo acumuló una exclusión y no supo leer la permisividad arbitral.

En el banquillo contrario, Lidio Jiménez quiso lucir fondo de armario por aquello de contar por primera vez después de un año con su plantel al completo. Sin embargo, algunas piezas mostraron falta de acoplamiento y otras de rodaje. Lo aprovechó un Recoletas agazapado, con el cuchillo entre los dientes, que esperó con paciencia el momento de meterse en partido con un parcial 1-6 que derivó en el 19-18 a falta de un cuarto de hora para el final.

Catorce minutos de sequía anotadora para un Cuenca solo sostenido por la figura del recuperado Leo Maciel. El histórico apagón encendió las alarmas en los locales cuando Jorge Serrano culminó la remontada en una contra de manual. El Recoletas Valladolid mostró su mejor cara, se gustó y atacó el eje central como venganza tras una media hora inicial donde la primera línea local amedrentó a los gladiadores atléticos.

Jorge Serrano, máximo anotador de la Asobal, fue una pesadilla de nuevo con ocho goles y máxima efectividad desde los siete metros. Sin embargo, los focos apuntaron a la portería donde la figura inmnesa de César Pérez fue un muro para los lanzadores de Incarlopsa pese a la poca ayuda que recibió de sus compañeros de equipo.

El luminoso en El Sargal dio alas al equipo pucelano con 19-21, máxima diferencia para el equipo visitante como resultado de una remontada heroica. Sin embargo, nadie fue tan atrevido como para cantar victoria. La defensa de Lidio Jiménez maniató a Diego Camino en la creación y presionó a Jorge Serrano en el extremo con Thiago Alves como brazo ejecutor para enjugar la momentánea ventaja azulona.

Con 25-24 y un minuto por delante Diego Camino circuló la pelota hasta el lado débil donde Manuel García estrelló su tiro contra la pierna de Leo Maciel. Su atajada y el posterior gol de Pizarro pusieron la rúbrica definitiva a la segunda derrota consecutiva de los chicos de David Pisonero. Un choque que dejó un sabor amargo a la hueste pucelana pese a la intensidad y el buen espectáculo vivido.

Football news:

En Nesiri es el 1er jugador del Sevilla en 81 años con un Hat-trick en 2 partidos en casa de la liga consecutivos
El entrenador del Real Madrid, Bettoni, goleó 4-1 al Alavés: una Merecida victoria. Zidane está muy contento con el juego
Benzema goleó 4-1 al Alavés: Un buen juego importante para la confianza. Después de una semana difícil, el Real Madrid salió en el camino correcto
Cheltenham anotó el Man City después de un out, en la mejor tradición de Rory Delap. Lanzar el balón a 30 metros ayudó a la toalla
Benzema anotó más de 15 goles en 10 de 12 temporadas en el Real Madrid
Ibrahimovic-Zapata: he anotado más goles que tú en tu carrera
Pep Guardiola: Foden tiene que ser Foden, no de Bruyne. Solo hay un de Bruyne