logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

Elecciones generales 2019 en Andalucía: Susana Díaz aguanta mejor que Sánchez

El PP recupera la segunda posición con Vox pisándole los talones y Cs desplomado

Susana Díaz saluda a un votante en el colegio de Triana donde votó. EFE

El PSOE ganó este domingo de nuevo las elecciones generales en Andalucía y, aunque apenas consiguió sumar un único escaño (pasa de 24 a 25 diputados) con respecto a los resultados de abril, esa discreta subida le permitirá a Susana Díaz reivindicar ante Pedro Sánchez los servicios prestados, teniendo en cuenta que el presidente del Gobierno en funciones no ha sido capaz de conservar la representación obtenida en primavera.

Susana Díaz ha hecho los deberes, por tanto, que le impusieron desde Ferraz cuando la dirección federal le exigió que pusiera a funcionar la maquinaria electoral del partido sin medias tintas. El PSOE andaluz refuerza su peso en el grupo parlamentario del Congreso, aunque el partido se ha dejado también en el camino más de 150.000 votos. Con un escenario endemoniado para la formación de gobierno y un Pedro Sánchez debilitado (obtuvo el 20% de los votos), los resultados andaluces (33,39%) no son un aval definitivo para la supervivencia de Díaz como secretaria general del PSOE andaluz, pero sí le permiten sumar argumentos a su causa.

También sube en escaños en Andalucía el PP, que consigue cuatro diputados más que en abril (pasa de 11 a 15 escaños ) y que -pese a los sobresaltos que deparó un recuento endemoniado de los votos- consiguió anoche volver a ser la segunda fuerza aunque siempre con Vox pisándole los talones.

Esa segunda posición, con un incremento de en torno a 70.000 votos, debió saberle esta noche a gloria al Partido Popular de Juan Manuel Moreno, sobre todo teniendo en cuenta que el pasado mes de abril el PP se vio superado por Ciudadanos en número y porcentaje de votos aunque empataron en escaños (11). Aquel sorpasso dejó al PP receloso de un socio de gobierno que parecía rentabilizar con más eficacia su poder institucional. El regreso a la segunda plaza le debería permitir recuperar la confianza. Pero el análisis provincial, sin embargo, arroja datos más inquietantes para los populares, que han sido superados por las candidaturas de Vox nada menos que en las provincias de Sevilla, Cádiz, Huelva y Almería.

Juan Manuel Moreno vota en un colegio de Málaga.

La relación de fuerzas entre los actuales socios del Gobierno andaluz ha cambiado radicalmente. De hecho, Ciudadanos ha caído estrepitosamente, dejándose en el camino más de la mitad de los votos obtenidos en abril, perdiendo nada menos que 8 de sus 11 escaños.

Un dato revelador del descalabro de Ciudadanos es el hecho de que se hayan quedado fuera del Congreso tanto el secretario general del partido, José Manuel Villegas, que se había presentado como cabeza de la candidatura por Almería, como el secretario de Organización, Fran Hervías, que se presentó como número 1 por Granada.

Unidas Podemos, por último, ha caído hasta los seis escaños en Andalucía, perdiendo 103.000 votos con respecto al mes de abril, mientras que Más País se ha quedado sin representación.

El comportamiento, por tanto, de los electores andaluces no ha sido muy diferente al de los españoles, lo que demuestra de alguna manera que el gobierno del cambio tiene un efecto limitado al territorio y su capacidad para influir en convocatorias ajenas al ámbito autonómico es insignificante.

El modelo andaluz se había convertido políticamente en una bandera en el discurso tanto para los populares como para Ciudadanos, pero la realidad se ha demostrado mucho más compleja y la especial coyuntura política ha dinamitado todas las previsiones.

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más
Themes
ICO