logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

España comienza a dar los primeros pasos en la carrera de fondo del 5G

España acaba de entrar en la carrera por el futuro. Diseñadas para rodar en 2020, las redes de quinta generación, más conocidas como 5G, arrancan en el territorio nacional... pero con algunos flecos por resolver. La primera compañía en presentar batalla ha sido Vodafone. Desde este sábado sus abonados pueden contratar sus tarifas orientadas a la empresa en 15 ciudades. Y lo ha hecho en plena guerra tecnológica mundial.

Es el comienzo de un nueva era, pero el cambio no será vertiginoso. De momento, solo hay tres teléfonos móviles que soportan estas conexiones, y los expertos consultados por este diario creen que todavía no se le podrá sacar provecho a esta tecnología que promete aumentar las velocidades, reducir la latencia -tiempo de respuesta- y servir de base para el desarrollo de los coches autónomos e inaugurar un futuro ultraconectado con la aparición de nuevos servicios digitales. El profesor del Departamento de Operaciones de Esade Xavier Busquets recuerda que se estiman en 22 millones de puestos de trabajo el impacto de esta tecnología a medio plazo en Europa. «Es una gran oportunidad para Europa y España», concluye.

Un desafío cuya primera fase ha empezado a rodar, aunque todavía en pañales. El resto de compañías de telecomunicaciones anticipan que el despliegue de las nuevas redes llevará un tiempo. Movistar,MasMóvil y Orange seguirán con su hoja de ruta y lanzarán sus planes cuando todo el ecosistema esté preparado y se pueda ofrecer esta tecnología a pleno rendimiento. La adopción será lenta. Y más teniendo en cuenta el momento de tensión causado por el veto de Estados Unidos a Huawei, uno de los principales proveedores de infraestructuras de red del mundo. Vodafone ha hecho el despliegue del 5G con Huawei como proveedor principal, con el que tiene acuerdo en la mayor parte del territorio, aunque también con Ericsson, pero en menor medida. «Los despliegues comerciales masivos de todo lo que tiene que ver con el 5G tendrán que venir en 2021 o 2022», confirman desde Telefónica.

Por diversos factores, sobre todo por sus precios más competitivos, han firmado gran parte de los esfuerzos de licitación de las 5G con Huawei a pesar de estar en el punto de mira de EE.UU. Otros proveedores, Nokia y Ericsson, también quieren quedarse con parte del pastel. Europa ha empezado a mover ficha: puede incluso crear una «lista negra», según medios internacionales, para evitar la hegemonía china. Al respecto, Pedro Diezma, profesor del Instituto de Economía Digital (ICEMD) de ESIC, considera «razonable» que la Unión Europea opte por cierto proteccionismo: «Las infraestructuras son el futuro y tenerlas basadas en tecnología china es una dependencia», advierte este experto, quien reconoce el «gran trabajo» de Huawei en este terreno. Por su parte, Busquets, de Esade, cree que el verdadero reto para Europa está en «armonizar un solo estándar y una sola red de acceso a los servicios móviles 5G en la UE y recuerda que España es la sede de una de las principales operadoras del mundo (Telefónica), que el viernes firmó una alianza con Banco Santander para convertir a este entidad en la primera 5G.

Samsung ya avisó de que los móviles con esta tecnología serán un 20% más carosDesde este sábado los abonados de Vodafone pueden contratar sus tarifas orientadas a la empresa en 15 ciudades

El avance del 5G es inevitable, hasta el punto de que alcanzará una cobertura de más del 45% de la población mundial para finales de 2024, año en el que está previsto que existan 1.900 millones de abonados a esta banda ancha móvil, según el informe «Ericsson Mobility Report». Para entonces, las redes de quinta generación asumirán el 35% del tráfico mundial de telefonía móvil. Fredrik Jejdling, vicepresidente de Ericsson, cree que el 5G está despegando «a un ritmo rápido y refleja el «entusiasmo» de proveedores y los consumidores por la tecnología. «El 5G tendrá un impacto positivo en la vida de las personas y de las empresas, y permitirá obtener beneficios más allá del IoT y de la Cuarta Revolución Industrial», subraya. Pero advierte: «Para poder disfrutar de todos los beneficios del 5G es necesario establecer un ecosistema sólido en el que participen los implicados en los ámbitos tecnológico, normativo, de seguridad y las industrias asociadas».

Es un tecnología emergente que, sin embargo, todavía no se le va a poder sacar todo el partido hasta dentro de un tiempo. No todos los fabricantes de telefonía han confirmado su adaptación a esta tecnología que requiere de nuevas necesidades técnicas. Xiaomi, Samsung y LG son las tres únicas marcas que cuentan con dispositivos compatibles. Una batalla en la que se ha querido quedar fuera Apple al considerar que todavía es demasiado pronto para los móviles 5G.

Precios al alza

El impacto directo va a ser un aumento del precio de los terminales. Estimaciones de Samsung, incluso, advierten de que los móviles 5G van a ser un 20% más caros. Una percepción, sin embargo, que no comparte Diezma, quien cree que «los fabricantes tienen la oportunidad de renovar usuarios con móviles nuevos» y «vender terminales, lo que a casi todo el mundo le está costando».

Lo que están haciendo las principales «teleco» es trazar las líneas maestras de sus planes y tarifas que, en esta primera fase, están orientadas a la empresa. Diezma descarta que las grandes marcas vayan a subir los precios excesivamente, aunque sí piensa que «al principio será más caro» ya que se trata de un «producto pionero» y apunta a que «en tres o cuatro años no valdrán igual». De distinta opinión es Busquets, de Esade, quien apunta hacia «la subida de precios en ciertos servicios de datos como los premium de 400 Gbps» o a que las tarifas dejen su formato «plano» y se facture por uso. En cualquier caso, en su opinión, el Estado debe asegurar la neutralidad de la red y su acceso universal.

Otra fecha clave

Otra de las fechas señaladas con rojo en el calendario del despliegue de la 5G en España es el 30 de junio de 2020. Será entonces cuando se liberen las frecuencias en la banda de los 700 MHz, denominado «Segundo Dividendo Digital» y actualmente ocupadas por los canales de TDT. Las operadoras ya tienen asignado el espectro radioeléctrico en la banda de frecuencias 3,6-3,8 GHz, desde julio del año pasado, con el que ya están pudiendo desarrollar las primeras redes. Fuentes de la Secretaría de Estado para el Avance Digital, dependiente del Ministerio de Economía, han confirmado a ABC que «los planes se mantienen sin cambios» y aseguran que «la próxima licitación estará abierta a todos los operadores, aunque las condiciones específicas se sabrán más adelante».

El Estado español recaudó 438 millones de euros en esta única subasta, aunque se espera alcanzar 1.410 millones de euros cuando transcurran veinte años de concesión. Alemania ha recaudado 6.500 millones de euros en la subasta del 5G en la que Telefónica, por ejemplo, ha invertido unos 1.425 millones de euros. El sistema de subasta no ha estado exento de polémica con una reclamación a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), aunque posteriormente rechazada. Únicamente se ha subastado un 30% de todo el espectro disponible. España ha recibido una primera reprimenda por parte de la Comisión, que insta al Gobierno a agilizar el reparto de espectro para cumplir con garantías los planes de la UE. Finlandia es el país europeo más avanzado con el 67% del espectro asignado, según el informe DESI. Le sigue Italia (con el 60% subastado) y otras regiones como Alemania, Francia, Dinamarca y Austria. España es octava.

All rights and copyright belongs to author:
Themes
ICO