Spain

Feliciano López: «Sin vacuna, el tenis es muy poco viable»

Feliciano López, en su versión de hombre de traje y corbata, habla con franqueza, un hombre con un mensaje directo y muy convincente: «Hemos hecho todo lo posible, pero la situación sanitaria es la que se ha de priorizar». A las seis de la tarde, una hora después de que el Mutua Madrid Open confirmara ayer de manera oficial que se suspende definitivamente la edición de este desagradable curso, López atiende a ABC desde Luarca (pasa ahí unos días de vacaciones con su familia) y analiza un escenario irremediable. Madrid aplazó su torneo ya en su día, programado como siempre en mayo, pero tampoco se jugará en septiembre (iba a ser del 12 al 20 de ese mes), pues el coronavirus sigue vivo y se disparan los contagios y los rebrotes en España. Cuesta escapar de esta pandemia y tampoco el futuro es muy alentador para un deporte que está sufriendo muchísimo, uno de los más castigados por su propia esencia.

«Cuando decidimos que el torneo se movía a septiembre, teníamos la duda de qué podía pasar durante el verano. Intuíamos que cuando las puertas se abrieses subiría el número de contagios. Pero pensábamos que podría estar controlado y que podríamos jugar. Hace un mes, lo dábamos por hecho. Veíamos muy razonable jugar con un 30% de público, creíamos que podríamos. Pero las últimas dos semanas han cambiado bastantes las cosas. El escenario en Madrid ha empeorado y no podemos correr ni un riesgo. No tiene sentido», argumenta López al otro lado del teléfono, lamentando también la suerte de todos los que se han vaciado en estos meses en la organización.

Con la Comunidad

Era, insiste, la opción más sensata y así se acordó con la Comunidad, que ya a finales de la pasada semana envío una carta recomendando que no hubiera tenis en la Caja Mágica. El Mutua Madrid Open tenía más que asumida la realidad y no buscó ni una escapatoria. «Con la Comunidad hemos tenido una comunicación muy fluida y muy sincera», añade Feliciano. «Cuando vemos que la situación empeora y vemos los rebrotes, hablamos con ellos. La Comunidad, y eso quiero dejarlo claro, nos ayudó en todo momento. Cuando entregamos el protocolo les encantó y nos dijeron que era muy razonable todo lo que planteábamos. Cuando empeora la situación, hablamos con Antonio Zapatero (viceconsejero de Salud) y con su equipo y nos dicen la realidad. Es ahí cuando lanzamos la pregunta: ¿Qué sentido tiene que tiremos para adelante tal y como están las cosas en Madrid? No queríamos asumir ningún riesgo».

Nadie en la organización deseaba que se hablara del torneo por algún contagio o por algún brote, pero sobre todo nadie deseaba que la gente estuviera en una situación de peligro. «No queríamos de salir en los papeles o ser noticia por algún contagio, ya sea jugadores, entrenadores o árbitros, ni tampoco poner en riesgo al personal. Lo principal es proteger la salud de todo el mundo», cuenta Feliciano López.

Más allá de la situación de Madrid y el aumento en los casos de coronavirus, había un factor muy importante a tener en cuenta. El MMO se celebraba justo después del US Open (del 31 de agosto al 13 de septiembre). «Había que traer a 1.000 personas de Nueva York, si es que al final se juega. Cualquier torneo que se juegue tiene que asumir que tendrá contagios, entra en la normalidad. Gente que viene de un sitio, que viene de otro... Si hay un contagio, la gente se queda con eso y no con la buena intención de muchos que pretenden que el tenis vuelva, imperando siempre la seguridad de todos». No hay que olvidar que los tenistas procedentes de Estados Unidos no tenían que pasar la cuarentena al llegar a territorio español después del acuerdo logrado por las autoridades pertinentes.

«La situación era muy desfavorable para nosotros. Este fin de semana estuve con Ion Tiriac (promotor del Mutua Madrid Open) en Niza y me reuní con el en Madrid después y me dijo: “Mira, Feli, no vamos a poner en riesgo la salud de nadie. Para mí, es lo prioritario. Llevo 50 años con esta licencia y me da mucha pena, pero no puedo poner en riesgo la salud de nadie”».

En ningún caso, la gente del torneo se planteó que se celebrara sin aficionados ya que habían trabajado con la idea de llenar parcialmente sus gradas. «Nosotros presentamos el protocolo con un 30% de público. Luego ya no pensábamos en hacerlo sin público, pensamos que no merecía la pena hacer el torneo con la situación sanitaria que se estaba dando en la Comunidad. A los jugadores y a los que venían de Nueva York, también hay que protegerlos. Por mucho protocolo estupendo que tuviéramos, siempre hay historias. No todo el mundo actúa de la misma manera y lo mejor era suspender. Tiriac ha sido muy claro en eso», reitera López una y otra vez.

Dudas con el US Open

Ya como tenista, pues sigue dando guerra a las puertas de los 39 años (los cumple el 20 de septiembre), Feliciano analiza el panorama actual del tenis. «Creo que Estados Unidos se jugará, pero no lo veo del todo claro. No es nada fácil. Es un Grand Slam y son 3.000 o 4.000 personas que tienen que traer de todo el mundo. Vamos a ver qué pasa... Hay muchos jugadores que no quieren ir (poco después, Rafael Nadal se dio de baja), y eso también es respetable. Otros necesitan el dinero... Pero celebrar un grande en esas circunstancias es un drama. También entiendo a la organización, pues hay muchos ingresos en dinero de televisión y otros intereses. Un grande puede sobrevivir con los derechos de televisión».

¿Entonces, cuándo se podrá jugar con tranquilidad? «El tenis, sin vacuna, es muy poco viable. La gente se centra en este año, pero este año está perdido. Y el que viene, estaremos igual. El 1 de enero empieza la gira australiana y estamos en las mismas. Hay que sobrevivir en 2021 hasta que salga la vacuna y ya en 2022 recuperar la normalidad. El tenis está sufriendo mucho, y nos queda muchísimo tiempo todavía. ¿Qué hará la gente después de Australia? ¿Ir a Río de Janeiro? ¿A Argentina? ¿A Acapulco? ¿A Miami en marzo? Sin vacuna...».

Ver los comentarios

Football news:

Gündogan sobre la Premier League: es Difícil anotar 100 about 98 puntos cada año, pero es necesario si queremos luchar por todos los títulos
Havertz sobre Klopp: gran entrenador. Ha logrado mucho en Liverpool, pero está hambriento de victorias y quiere ganar aún más
Zinedine Zidane: el Real Madrid tendrá posibilidades de trofeos si jugamos como después de la cuarentena
Sulscher sobre los penaltis: una decisión Difícil. De Gea hizo un Savage increíble, pero las reglas son las reglas
Es hora de enseñar los nombres de los nuevos héroes del Borussia. Ahora están haciendo goles los muchachos de 17 años
Paulo Fonseca: es Importante devolver a Smalling a Roma. Solo tenemos 3 defensas centrales
Arteta sobre 2-1 con West Ham: Arsenal se complicó la vida con pérdidas, pero luchó y creyó en la victoria