La concejal popular Amalia Gutiérrez ha denunciado públicamente “el desastre financiero y económico al que ha llevado el alcalde socialista, Alberto González, a Villarrobledo, desastre que ha calificado de “difícil solución””.

Nos explica Gutiérrez que “en menos de diez días, en la primera semana del año, ha hipotecado, financieramente hablando, todo el ejercicio de 2019, trayéndose de la Diputación, vía anticipo extraordinario, 2.700.000 euros, lo que supone el 34% de los impuestos de los ciudadanos “que todavía no hemos pagado ni tenemos obligación de pagar hasta el próximo mes de junio””.

“Todo esto supone –añade Amalia Gutiérrez- que el alcalde socialista se ha gastado los impuestos que todavía no hemos pagado en deudas del año pasado, lo que deja claro que no tiene dinero para pagar las deudas que ha generado durante los tres años y medio de legislatura”.

Amalia Gutiérrez informa que Alberto González “ha pedido el anticipo extraordinario para hacer frente a conceptos tan apremiantes como son las nóminas de los trabajadores municipales, de cuatro ha pagado tres, dejando sin liquidar otra nómina y atrasos, conceptos que suponen un montante de más de 600.000 euros”.

“A pesar de este anticipo, sigue explicando la concejal popular, sigue sin pagar a asociaciones de autoayuda, a clubes deportivos, a empresas, a proveedores, a Cáritas, a Asprona, a Parkinson, a AFA, a comparsas de carnaval, a Amigos del Tercer Mundo, etc.”.

Además, informa de la existencia de “cientos de facturas metidas en los cajones sin pagar, algunas tan llamativas como las que generaron la pólvora de 2016 o las luces de la feria de 2016, facturas de hace tres años, primera feria con presupuesto socialista”.

Vaticina Gutiérrez que “el próximo alcalde se va a encontrar cientos de factura en los cajones, por valor de cientos y cientos de miles de euros”.

Para Gutiérrez, esos datos “demuestran que el alcalde socialista de Villarrobledo no paga a nadie y que miente constantemente a los ciudadanos, además de que solo tiene dinero para lo que quiere, como son los bancos, o para pagar su concentración motera, más de 80.000 euros, o destinar dinero para publicidad o propaganda, más de 40.000 euros, así como volver a gastar dinero en facturas de bares y restaurantes”.

Ha finalizado pidiendo al alcalde socialista la información de la cantidad exacta que se ha traído como anticipo extraordinario de Diputación y en qué ha destinado ese dinero, “pues mucho nos tememos que Alberto González se traerá de Diputación todo el dinero de los impuestos que pagaremos en julio, y a partir de mayo no habrá dinero para pagar a nadie”.