logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

La estación de esquí de Navacerrada prevé abrir este viernes en el estreno de su temporada más temprana

La estación de esquí de Navacerrada abrirá el próximo viernes –si la meteorología no da ninguna sorpresa de aquí al fin de semana–, un día antes que Sierra Nevada o Baqueira Beret. Un acontecimiento «histórico» para este enclave, que prevé así batir el récord del inicio más temprano de su temporada de esquí. La noticia cobra especial relevancia después de que este reducto del deporte invernal en la región haya atravesado una de las décadas más duras, pasando verdaderas temporadas en blanco –y no precisamente por la presencia de nieve–. Por eso y por ser una de las esperanzas para el puerto de Navacerrada que, como ha venido informando ABC, reclama un plan para reactivar este enclave serrano en el que existen una decena de grandes edificios abandonados tras el derribo del Club Alpino.

Las copiosas precipitaciones caídas durante la última semana han dejado una capa lo suficientemente espesa como para que los responsables de la estación pongan en marcha sus sistemas de innovación artificial –los conocidos como cañones de nieve–. «No voy a parar de hacer nieve, salvo que me quede sin agua», explica ilusionada a este diario Aurora Guerrero, directora de la estación de esquí. Ayer mismo, a primera hora de la mañana, tomó la decisión de abrir el viernes tres de sus pistas de la zona baja: el Escaparate, el Telégrafo (para los esquiadores principiantes y de nivel medio) y el Bosque (para expertos).

El puerto presenta una estampa idílica de invierno que esperan cada año hoteles, restaurantes y vecinos de la zona cuyos ingresos dependen, en gran medida, del éxito de la temporada de nieve. Guerrero ha contratado ya a 15 empleados, que se sumarán durante los próximos días a las intensas labores que llevan días produciéndose para habilitar gran parte del dominio esquiable. «Estamos constantemente mirando la previsión del tiempo», confiesa la directora de la estación. Hasta ayer no era nada halagüeño, con viento sur en el horizonte y algo de lluvia para el viernes. «Parece que ha cambiado en las últimas horas y que el sábado caerá otra nevada», asegura.

En la mente de quienes trabajan allí está aún el recuerdo de los años terribles de 2015 y 2016 cuando, tras la esperanza inicial de una gran nevada a finales de noviembre, el tiempo no permitió abrir las pistas hasta el 22 de febrero. El año pasado no pudieron hacerlo hasta el 19 de enero. Lo ideal, según los expertos, es que la meteorología ayude durante el mes de noviembre para poderse «subirse a la ola» del puente de diciembre y la Navidad. De momento, el escenario es bueno. «La nieve natural ha dejado durante el fin de semana un manto de unos 15 centímetros que, con ayuda de los cañones, podremos mantener entre los 20 y los 25 centímetros en las pistas», explica Guerrero. A ello se suma que el impulso inicial que necesitan las estaciones durante sus primeras jornadas es, en estas fechas, menos costoso. «La electricidad es más barata para nosotros ahora que dentro de un mes», añade.

Todo suma para una zona que, pese a sus limitaciones de aparcamiento y transporte, ha atraído históricamente a los madrileños y segovianos amantes de este deporte invernal. El impacto económico de las estaciones, directa e indirectamente, es trascendental para el futuro de este enclave dentro del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. «En los próximos días podríamos llegar a las treinta contrataciones», comenta Guerrero.

Por su parte, las cercanas estaciones de Valdesquí y la Pinilla no tienen previsto abrir este fin de semana. «Metiendo toda la nieve del parking para reforzar la base de la estación. No hay fecha de apertura, a la espera de nevadas. Nuestros pequeño sistema de nieve artificial es de refuerzo», explicaban ayer, desde las redes sociales, los responsables de la estación de Valdesquí acompañando una imagen de maquinaria trabajando en sus pistas. La economía que pivota sobre la nieve esperar romper la mala racha de los últimos años.

Themes
ICO