logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

La guerra de las Cámaras por el ‘procés’ sube de tono

La inminente sentencia sobre el procés ha calentado el ya encendido entorno empresarial catalán, muy soliviantado desde que el pasado junio accedió a la presidencia de la Cambra de Comerç de Barcelona Joan Canadell, un independentista convencido que en este tiempo ha dado muestras claras de sus preferencias.

El último episodio ha sido la decisión del Comité Español de la Cámara de Comercio Internacional (CCI) de trasladar su sede de Barcelona a Madrid. La finalidad es crear un “centro neurálgico a nivel mundial que una los intereses europeos e iberoamericanos”, adujo su presidente, Sebastián Escarrer para justificarlo. Para compensar, la secretaría general continuará en la capital catalana, en concreto en la sede de la Cambra de Barcelona. Pero que nadie se engañe: en la decisión subyace el independentismo, que se ha acrecentado por la postura radical de Canadell, respaldado por la plataforma independentista Eines de País (a su vez, impulsada por la Assemblea Nacional Catalana).

Escarrer explicó que “España siempre ha estado actuando como un motor de enlace entre París [sede de la CCI] e Iberoamérica. Creemos que tiene mucho que decir hacia el mundo hispanohablante y creemos que Madrid es el mejor sitio para hacerlo por su ubicación. Trasladaremos la sede principal a Madrid para ayudar a las empresas y para hacer ese enlace con Iberoamérica”.

El último episodio ha sido el traslado de la sede de la Cámara Internacional a Madrid

La patronal Foment ha echado más leña al fuego atacando a la Cambra con contundencia

El caso es que llueve sobre mojado. El nuevo lío proviene de que Canadell había impulsado el viernes anterior una declaración institucional en favor de la liberación de los políticos presos y una consulta entre las empresas afiliadas para pronunciarse sobre las consecuencias de la secesión y sobre la sentencia sobre el procés tras afirmar que en Cataluña hay “una regresión de derechos y libertades” y que se ponía “a disposición del resto de instituciones y sociedad civil”. Además, aseguró que respetaba la huelga general convocada por el independentismo, pese al perjuicio que ocasionaría a muchas de las empresas afiliadas.

Unas palabras que sacaron de quicio a José Luis Bonet, el combativo presidente de la Cámara de España, que las consideró “lamentables” y provocativas. El dirigente empresarial, también catalán, se ha caracterizado por atacar el procés y, en esta ocasión, tampoco se cortó un pelo para desautorizar a la Cambra por “quebrar principios constitucionales” y no defender los intereses de las empresas, como a su juicio es su obligación. La Cámara de España recalcó que “las cámaras de comercio son instituciones cuyo objeto, marcado por la ley, es la defensa del interés general del comercio, la industria, los servicios y la navegación”. Y, ante eso, rechazó la declaración de la institución catalana “porque queda fuera del antedicho objeto y, no solo no defiende el interés general de las empresas, sino que quiebra principios constitucionales como la independencia judicial y la unidad de España”.

Endesa pone un tapón a Iberdrola. Endesa ha cerrado el círculo en baloncesto y al patrocinio de la selección masculina y la liga ACB ha unido el de la Liga Femenina que ahora se apellidará Endesa. El acuerdo lo firmaron José Bogas, consejero delegado de la eléctrica, y Jorge Garbajosa, presidente de la Federación Española de Baloncesto (FEB). “Una oportunidad que no podíamos perder”, dijo Bogas, que ha tenido muy presente para acelerar el acuerdo el poderío que ha alcanzado su principal competidor, Iberdrola, en el deporte femenino con la esponsorización de una veintena de actividades.

La mina de litio de Cáceres sigue en el aire. Vincent Ledoux Pedailles, un francés de Normandía, ha tenido una semana muy ajetreada en España. El director ejecutivo de la firma australiana Infinity Lithium ha estado en Madrid y Cáceres para impulsar el proyecto de explotación de la mina de litio ubicada en las cercanías de la ciudad extremeña que ha tenido que modificar en algunos aspectos por la presión popular. Logró reunirse con los grupos políticos y algunos colectivos, pero recibió calabazas de la plataforma ‘Salvemos la Montaña’, firme opositora al proyecto. Atención, por tanto.

El problema de los depósitos bancarios. La noticia de que Bankia va a cobrar los depósitos a algunos clientes institucionales de banca privada para mitigar el impacto de los tipos de interés negativos ha generado mucha expectación sobre siguientes movimientos en el sector. Se da por hecho que todos los bancos seguirán esos pasos y que se debatirá en la patronal que preside José María Roldán. Pero, además, se especula que si se cobra a la banca privada también se podría cobrar a los altos patrimonios. El asunto proviene de que los bancos tienen que compensar el 0,5% que les cobra el BCE al depositar allí el dinero.

La Cámara de España anunció que tratará el tema en un próximo comité ejecutivo. Bonet sabe que no puede expulsar a la Cambra al estar en el Comité Ejecutivo por designación de la Generalitat y, además, Canadell es vicepresidente; pero, al menos, se estudiarán medidas. La actitud de Canadell indignó especialmente a Bonet porque el 2 de octubre, en una reunión del comité ejecutivo de la Cámara, el dirigente barcelonés estuvo callado ante su discurso en el que apelaba a “la necesidad de respetar la debida lealtad institucional entre las cámaras de comercio y los principios recogidos en la Constitución de 1978: democracia, unidad nacional, monarquía parlamentaria, Estado de derecho, separación de poderes y respeto a la independencia judicial, economía social de mercado y Estado de las autonomías”. Ni palabra. Dos días después, Canadell se desmarcó con la declaración contra el poder judicial español. El miércoles, tras un desayuno informativo con Antonio Garamendi al que asistió, mudaba su aspecto de hombre tranquilo y echaba chispas cuando se le preguntaba por el asunto.

Para echar más leña al fuego, a Bonet se unió este jueves la patronal catalana Foment del Treball, tan indignada o más. La organización que preside Josep Sánchez Llibre mantiene su contundencia. Pide respeto a la sentencia y a la justicia recordando que España es un Estado de derecho. También exige al Govern que actúe con “responsabilidad” para gestionar la respuesta ciudadana, y para iniciar una nueva etapa política tras la sentencia. “Han de garantizar la convivencia y evitar que la legítima manifestación de la protesta afecte el desarrollo de la actividad económica y la cohesión social”, añade.

La "tristeza profunda" de Garamendi por Cataluña

Antonio Garamendi saluda a Carmen Calvo.
Antonio Garamendi saluda a Carmen Calvo. Europa Press

“Nos parece terriblemente injusto lo que le está pasando a las empresas en Cataluña. No se lo merecen los empresarios catalanes”, dijo el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, el miércoles en un desayuno informativo de Europa Press ante una pregunta sobre el procés. “Que 5.000 empresas hayan tenido que sacar su sede de Cataluña es de una tristeza profunda”, incidió sin profundizar en las fuertes discrepancias entre las instituciones camerales y empresariales catalanas.

All rights and copyright belongs to author:
Themes
ICO