logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

La larga marcha del fútbol femenino

EN la serie This is football, escrita por John Carlin, hay un capítulo que describe de manera muy emotiva la larga marcha del fútbol femenino hacia su consideración como deporte de élite. Desde el regreso de las jugadoras americanas a un aeropuerto donde nadie las espera a pesar de haber ganado un Mundial, hasta la designación de Asako Takakura como primera seleccionadora de Japón, se revisitan en el documental los hitos de esta lucha de las futbolistas por su reconocimiento. Entre ellos, el gesto icónico y liberador de la estadounidense Brandi Chastain de quitarse la camiseta y quedarse en sujetador tras anotar un penalti decisivo contra China en 1999. Se la criticó, claro, no podía ser de otra manera.

Pero la serie tiene un marco temporal, y hay que seguir la actualidad deportiva para constatar los nuevos avances del fútbol femenino. El último, la noche del miércoles, fue el arbitraje por parte de una mujer de una gran final masculina, la de la Supercopa. El Liverpool ganó al Chelsea en los penaltis, y la noticia fue la gesta del portero de los reds al parar el tiro decisivo. Lo que da a entender que la árbitra, Stéphanie Frappart, hizo lo que se espera de un buen colegiado: pasar razonablemente desapercibida. Aunque no fuera del todo así. Se notaron diferencias. Algunos jugadores, cuando sufrían una contrariedad, parecían indignarse con el mundo, porque dirigían sus aspavientos al cielo evitando mirar a la árbitra. ¿Por respeto o por cierta dificultad emocional para reconocer la autoridad de una mujer? El tiempo lo dirá.

Pero persisten otras barreras por derribar. De entrada, conseguir que asistentes virtuales como Siri (Apple) se enteren de que existe el fútbol femenino. Ayer, cuando se le preguntaba: “¿Oye, Siri, cuándo vuelve a jugar el FC Barcelona femenino?”, respondía lacónicamente: “El Barcelona juega el viernes contra el Athletic de Bilbao”. Las nuevas tecnologías también son cosa de hombres.

All rights and copyright belongs to author:
Themes
ICO