Finalmente la participación en las elecciones generales de este domingo no fue tan baja en relación al 28 de abril como se preveía: finalmente rozó el 70% y eso que el dato a las 18.00 horas era desalentador y no presagiaba nada bueno: a esa hora el 56,86% de los ciudadanos había acudido a votar, un porcentaje casi cuatro puntos –3,88, exactamente– inferior al registrado en los comicios del 28 de abril, que a esa hora era del 60,74%.

Al final la participación remontó y más de 20,5 millones de personas acudieron a las urnas, una cifra mejor de lo esperado. Si bien en este dato no está incluida la participación del voto en el extranjero, el CERA. 

A las 18.00 horas de este 10-N habían votado un total de 19.824.318 personas, 1.313.524 menos que el 28-A, cuando a esa hora ya habían acudido a las urnas 21.137.842 ciudadanos. Es el dato definitivo de participación, con el 99,99% de mesas escrutadas. 

Se mantiene así la tendencia marcada a las 14.00 horas, cuando la participación se situaba en el 37,93%, tres puntos y medio menos que en los comicios del 28 de abril, en los que a esa hora había votado el 41,49% del censo. 

Estos datos de participación anticipan una participación final por debajo del 70%, la barrera por encima de la cual la izquierda siempre ha superado en votos a la derecha. Cuando la participación ha estado por debajo, la derecha ha tenido más opciones.

La subsecretaria del Ministerio del Interior, Isabel Goicoechea, y el secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver, han ofrecido estos datos en rueda de prensa en el Centro de Datos del Ifema.

La participación ha bajado en todas las comunidades autónomas, especialmente en Baleares, donde a esa hora había acudido un 47,40% de los votantes llamados a las urnas, frente a un 54,42% que lo hizo el 28 de abril.

En el lado opuesto la Comunidad Valenciana, una de las autonomías donde la bajada ha sido menor, con un 59,97% de electores que a las 18:00 horas ya había ido a los colegios, en tanto que en los anteriores comicios y a la misma hora había acudido el 61,64%.

En Catalunya con el 99,73% de las mesas sondeadas, la participación ascendía a 59,88%, lo que supone 4,4 puntos menos que en el 28-A, mientras que en la Comunidad de Madrid la afluencia de votantes era del 61,51% (65,10 en los anteriores comicios).

La participación más alta hasta las 14.00 horas se registra en Comunitat Valenciana, con el 42,51%, seguida de Aragón (41,18%) y Comunidad de Madrid (41,01%).

Por lo que respecta la jornada electoral, Los colegios han abierto en todo el país con "total normalidad" en las segundas elecciones generales del año, según el primer balance ofrecido por la subsecretaria del Ministerio del Interior, Isabel Goicoechea, y el secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver.

La jornada transcurre con tranquilidad, pero dos votantes han fallecido en sus colegios electorales, una mujer en Granada y un hombre en Guipúzcoa. Los principales líderes políticos han votado en las primeras horas de la jornada con un llamamiento común a la participación para acabar con el bloqueo.

Las comunidades donde la participación era menor hasta las 14.00 horas son Castilla y León (37,2%), Extremadura (37,1%), Andalucía (35,8%), Asturias (34,4%), Galicia (31,9%), Islas Baleares (30,9%), Ceuta (27,2%), Canarias (27%) y Melilla (24,6%).

Fuerte bajada en Baleares