logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

Oficial: El renacido Carmelo es de los Blazers y lucirá el dorsal '00'

Llegó la hora de la verdad para Carmelo Anthony. El bombazo de su regreso a la NBA, de la mano de los Portland Trail Blazers, saltó por los aires hace escasos días pero la franquicia de Oregón no lo ha hecho oficial hasta este martes: firmará un contrato no garantizado por una temporada. Su presidente de operaciones, Neil Oshley, en un comunicado a través de la web oficial del equipo, destacó que la incorporación era necesaria: "Carmelo es una estrella asentada en la liga que aportará presencia en el vestuario y una serie de habilidades que nosotros necesitamos sobre el parqué".

Sin embargo, sus insistentes ganas de volver a la élite y la 'necesidad' de los Blazers, que están atravesando su primer bache en el curso en estos momentos (7 derrotas en los últimos 9 partidos), le han otorgado al alero la que apunta a ser su última oportunidad en la NBA. En esta ocasión, según destacó el comunicado, Carmelo lucirá el dorsal '00' en su camiseta. Un número que nunca antes había llevado y que, curiosamente, no tenía restringido el equipo al considerarse diferente para la competición que el '0' que lleva Damian Lillard en su elástica.

El alero de 35 años, natural de Brooklyn, comenzó su carrera profesional en 2003, año en el que fue drafteado en tercer lugar por los Denver Nuggets. Con el número 15 a la espalda, Melo jugó durante siete temporadas y media en la franquicia de Colorado hasta que se marchó a los New York Knicks. Desde entonces, su camiseta siempre ha ido acompañada del dorsal 7: seis cursos en la Gran Manzana, un año enrolado en los Thunder y su lapidario paso por Houston, donde apenas jugó 10 partidos durante el curso pasado. En toda esa trayectoria ha promediado 24 puntos, 6,5 rebotes y 3 asistencias por velada, llegando a ser 10 veces All-Star.

Los últimos registros que redondean esa estadística datan del 8 de noviembre de 2018. Una fecha que apuntaba a ser definitiva en la carrera de una estrella que, por un cúmulo de factores, tendrá la oportunidad de renacer de sus cenizas para demostrar lo que siempre ha defendido: que aún le queda mucho por ofrecer a la NBA. Su regreso a las pistas, según ha informado Chris Haynes (Yahoo Sports), podría darse este mismo martes en la visita de los Blazers a Nueva Orleans para enfrentarse a los Pelicans. Llega en el momento clave a un equipo con necesidad de cambiar su rumbo. Unas circunstancias, cuanto menos, similares a las suyas. Comienza un proceso de simbiosis que, en el caso de asociarse adecuadamente, daría mucho que hablar de ahora en adelante.

Themes
ICO