Spain

Órdago final: los críticos buscan apoyo en las bases para derribar los estatutos del aparato

La batalla definitiva entre el aparato de Ciudadanos y el sector crítico encabezado por Francisco Igea quedó inaugurada al terminar el consejo general de este sábado. El máximo órgano del partido entre congresos se dio cita en la sede nacional de Madrid para debatir las enmiendas de los consejeros a las ponencias que la gestora presentó sobre estrategia y estatutos. Es decir, los documentos llamados a ser una nueva hoja de ruta para la formación, rota tras las generales del 10 de noviembre que se cobraron la dimisión de Albert Rivera.

El consejo general tumbó por abrumadora mayoría la única enmienda de devolución presentada por la mano derecha de Igea en la Junta de Castilla y León, el exdiputado Fernando Navarro. El texto, que pedía un giro de 180 grados para unos estatutos que Igea tildó de "leninistas" y que dejan en manos de la dirección nacional la elección de los líderes autonómicos y el resto de cargos orgánicos, solo contó con cinco votos favorables. Tras constatar el fracaso en el debate, los críticos se ponen en marcha hacia su última posibilidad para cambiar la estructura del partido.

A partir de ese domingo los afiliados de toda España pueden comenzar a trabajar en sus enmiendas. El sector crítico se mueve desde hace días para coordinar a todos los militantes que defienden un cambio de modelo con más peso territorial e independencia de Madrid. En estas semanas intensificará su iniciativa a través de un nuevo canal que ya ha bautizado: "Ciudadanos eres tú". Igea y varios de sus apoyos orgánicos —muchos forman parte del Gobierno autonómico— se lanzaron en masa tras el consejo general a mover el manifiesto de la plataforma.

"Consideramos que la V Asamblea General es una magnífica oportunidad para introducir cambios y fortalecer el partido. La opinión de los afiliados exige profundizar en la democracia interna, tener más voz y más capacidad de decisión" dice el manifiesto, en línea con las propuestas que Igea defiende para modificar los estatutos, que también publicó en una tribuna en este diario. En términos generales defiende que los afiliados puedan tomar decisiones vinculantes, nuevos mecanismos de rendición de cuentas para la ejecutiva, mejorar el sistema de primarias y, sobre todo, ampliar el sistema de contrapesos internos.

Consideran innegociable que el consejo general sea más representativo con la realidad del partido y que la comisión de garantías —que ejerce como juez dentro de la formación— sea plenamente independiente. La propuesta de la gestora pasaba por que dos de sus miembros fueran también designados por la dirección nacional. El manifiesto acaba pidiendo que el "debate vivo y la discrepancia" sean algo "normal y natural" y no motivo de sanciones, haciendo alusión al régimen disciplinario propuesto en los nuevos estatutos, que igual que los anteriores penalizan opiniones que puedan considerarse "desleales".

El primer encuentro de los críticos con la militancia de la zona norte —Asturias, Castilla y León, Galicia y País Vasco— tuvo lugar este viernes en la ciudad de Oviedo. Las reuniones con distintas agrupaciones se sucederán a lo largo de las próximas semanas y, según ha podido confirmar este diario, el objetivo es coordinar una enmienda a la totalidad desde los distintos territorios. Las enmiendas que más apoyos reciban entre las bases serán las que se debatan y voten directamente en el congreso de los días 14 y 15 de marzo.

Algunos dirigentes consideraban absurdo llevar una enmienda a la totalidad al consejo general por dos motivos: el primero, exigía un texto entero de sustitución y el margen de una semana era insuficiente para elaborarlo. El segundo, conscientes de la mayoría que apoya al aparato en este órgano, creyeron que lo más útil era buscar apoyos por todo el país y elevar un documento final a la asamblea general de marzo.

Se trata de un órdago en toda regla. Igea y sus afines pretenden medirse con el aparato a través de la militancia. Visibilizar la fuerza de cada sector y tratar de derrocar el modelo de la gestora con el apoyo de las bases en el congreso que está llamado a cambiar el rumbo interno del partido.

Insisten en que la estructura "nada tiene que ver con el liderazgo". El propio Igea repetía este viernes que su candidata también es Inés Arrimadas, aunque reconocía que si el modelo que defienda la dirigente jerezana no apuesta por la apertura a la afiliación y a un partido con más autonomía, se plantearía rivalizar con ella. Por ahora, el objetivo solo es lograr suficientes apoyos para arrastrar al congreso la enmienda a la totalidad para los estatutos.

El secretario general de la consejería de Transparencia, José Miguel García, dejaba clara la idea en Twitter dando su apoyo al manifiesto de 'Ciudadanos eres tú': "La V Asamblea estará constituida por la gestora y el consejo general salientes (autores de las propuestas de estrategia y estatutos), y los compromisarios electos de entre los afiliados. Llega el momento de los verdaderos protagonistas", lanzaba en alusión a las bases que persigan los mismos cambios del sector denominado como crítico.