logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

Un juez da luz verde a que los demócratas accedan a la información bancaria de Trump

La ofensiva demócrata contra Donald Trump empieza a dar resultado por el flanco de finanzas del presidente de EE.UU. El miércoles, un juez federal de Nueva York decidió no aceptar la petición de Trump y su familia de bloquear una petición legislativa sobre su información financiera a Deutsche Bank y Capital One, los dos bancos con los que más ha trabajado el multimillonario neoyorquino. Los requerimientos provienen de comités de la Cámara de Representantes, dominados por los demócratas.

La decisión se produjo dos días después de que otro juez federal, en este caso, de Washington, también se posicionara a favor de los demócratas en su petición de información fiscal a la firma contable del presidente, Mazars USA.

En una tercera pata de esta ofensiva, el poder legislativo de Nueva York, dominado por demócratas, ha aprobado una nueva ley que permitirá a las autoridades fiscales del estado, donde Trump ha tenido su residencia hasta su llegada a la Casa Blanca, entregar al Congreso de EE.UU. las declaraciones de la renta del presidente. La ley debe ser ahora firmada por el gobernador del estado, Andrew Cuomo, un enemigo declarado de Trump.

El objetivo del requerimiento a Deutsche Bank y Capital One tiene que ver, según los demócratas, con la investigación de posibles casos de lavado de dinero y fraude financiero. El juez desoyó los argumentos de los abogados de Trump y de su familia, que acusaron a los requerimientos de tener una motivación puramente política y de suponer una extralimitación en los poderes del Congreso.

Trump ya ha recurrido la decisión relativa al requerimiento a Mazars USA y se da por descontado que hará lo mismo con la que afecta a Deutsche Bank y Capital One. En el caso de sus declaraciones fiscales, el presidente de EE.UU. se ha mostrado dispuesto a llevarlo hasta el Tribunal Supremo si es necesario.

La información fiscal de Trump ha sido un asunto de mucho calado político desde que se presentó a las elecciones en junio de 2015. Al contrario que lo que marca la tradición en los candidatos a la presidencia de EE.UU., Trump no publicó sus declaraciones de la renta. Aseguró que no lo hacía por estar siendo auditado por Hacienda, pero la verdadera razón apunta más a que hubiera supuesto un revés electoral: es probable que el porcentaje de impuestos que paga al año -con la ayuda de un ejército de contables y expertos fiscales- no fuera del agrado de las clases medias que forma su base electoral, ahogadas por el fisco.

Tillerson y Putin

Los abogados de Trump defienden que todas estas investigaciones legislativas no tienen sustancia legal y solo buscan dañar al presidente y advirtieron ante el juez el peligro de que los demócratas publiquen los datos una vez en su poder.

Es probable que no les falte razón, después de que el mismo miércoles se filtraran las declaraciones del ex secretario de Estado, Rex Tillerson, al comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes. Varios asistentes a la comparecencia aseguraron a ‘The Washington Post’ que Tillerson aseguró que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, acudió a la cumbre con Trump en Hamburgo en 2017 mucho mejor preparado que el presidente de EE.UU. y que su superior no compartía con él el mismo “sistema de valores”.

Trump reaccionó ayer con furia a las informaciones: calificó a Tillerson -ex consejero delegado de ExxonMobile y uno de los miembros más respetados de su Gabinete- de “tonto como una piedra” y le acusó de no estar preparado para el cargo y de haberse inventado las circunstancias de la cumbre por haber sido despedido de su puesto.

All rights and copyright belongs to author:
Themes
ICO