Guatemala
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Hundimiento en Villa Nueva: Así serán los trabajos de localización y recuperación de madre e hija que cayeron en socavón

Cuatro días han pasado desde que se formó el hundimiento en la calzada Concepción, zona 6 de Villa Nueva, donde cayó un vehículo con varias personas, de las cuales dos mujeres continúan desaparecidas.

Este miércoles 28 de septiembre, se espera que comiencen los trabajos de localización y recuperación de Olga Emilia Choz Ulin, de 38 años, y su hija Hellen Michelle Mejía Choz, 15, quienes fueron buscadas desde el sábado por socorristas.

El personal que trabajará este miércoles busca formar una rampa que les permita llegar a una profundidad de entre 15 y 22 metros, donde se cree que está el vehículo, luego de haber utilizado equipo especial para detectar metales.

Se busca que la rampa abarque suficiente espacio para estabilizar el terreno Y poder llegar con mayor seguridad al colector colapsado, ubicar el vehículo y recuperar a las dos víctimas.

El personal experto indica que con la elaboración de la rampa podrán corroborar la existencia de más cavernas.

En las labores de localización y recuperación participa un grupo de rescatistas de la institución mexicana Topos (Brigada Internacional de Rescate Azteca), la cual tiene una sede en nuestro país con 12 integrantes de origen guatemalteco.

Según indicaron, se sumaron a las tareas luego de haber sido requeridos por la Brigada Humanitaria y de Rescate BHR del Ejército de Guatemala.

Además de los mencionados rescatistas, integrantes de la Unidad de Rescate en Estructuras Colapsadas de Bomberos Voluntarios, de los Bomberos Municipales Departamentales y del Ejército de Guatemala efectuarán descensos para llevar a cabo más estudios del área.

El objetivo es que la maquinaria pueda llegar hasta el lugar donde se cree que está el vehículo y excavar hasta donde se pueda para extraer el automotor, posiblemente con una grúa como la que se utilizó para sacar el otro automóvil que cayó en el agujero.

A los pequeños negocios del área, como tiendas particulares a la orilla del agujero, ya se les ordenó el cierre.

Se sabe que dos familias que vivían en el lugar, quienes alquilaban, tuvieron que abandonar el área y se resguardaron con parientes, pues no quisieron ir al albergue municipal.