Guatemala
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Madre lanza a su bebé a un río y 13 años después habla del caso de asesinato

El 10 de junio de 2009 un caso hecho público como secuestro conmocionó a la comunidad del barrio Chacarita, en Piedecuesta, al sur de Bucaramanga. La victima del plagio era tan solo un bebé.

Johana Andrea Macías Rangel, la madre del pequeño, reportó a las autoridades que sujetos le arrebataron a su bebé, pero hubo una serie de contradicciones en su relato que despertaron sospechas de las autoridades.

Dijo que los secuestradores habían cerrado el candado de su domicilio tras llevarse al niño, conducta poco usual para un grupo de criminales, posteriormente la mujer cambió su declaración.

Ahora indicaba que le llamaron por teléfono y que le obligaron a llevar al bebé, de lo contrario su esposo y su otro hijo serían agredidos. El tiempo de la llamada, su recorrido y la entrega del infante tampoco coincidió.

Las dificultades del terreno no se acoplaban con el relato de la mujer, por eso las autoridades procedieron a hacer un análisis en la zona donde presuntamente fue obligada a ir.

En medio de la búsqueda de pistas, la mujer se acercó a un oficial y les dijo “yo lo arrojé al rio”. Los esfuerzos de las autoridades se concentraron en el rio, y tan solo unos minutos después localizaron los restos del menor.

El caso conmocionó tanto a la comunidad que la mujer recibió más de un intento de ser linchada, incluso tenía que ser trasladada a los tribunales en un vehículo blindado.

Un dictamen, el aceptado, daba cuenta que la mujer sufría de un caso severo de depresión post parto, pero la familia indicaba que siempre pensaron que había algo más.

13 años después de su condena, la mujer afirma que ella no mató a su hijo, está versión ya había sido escuchada por las autoridades durante las audiencias y años después de la sentencia condenatoria.

Ella reconoce que lo lanzó al rio, pero niega haberle quitado la vida, a pesar que los estudios forenses determinaron que el bebé murió ahogado.