Guatemala
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Nápoles propondrá el “culto a San Genaro” como patrimonio de la UNESCO

La ciudad italiana de Nápoles (sur) lanzó este sábado la candidatura para ser patrimonio inmaterial de la UNESCO de su tradición más querida, la devoción a su patrón San Genaro y el “milagro” que tres veces al año obra la licuación de su sangre.

“San Genaro representa la resonancia cultural y popular de Nápoles en el mundo (…) Hoy estamos aquí para que el mártir se convierta en Patrimonio de la Humanidad, pero conscientes de que más allá de este reconocimiento, debemos hacer que su tradición e historia continúe”, dijo el arzobispo de Nápoles, Domenio Battaglia.

La ciudad italiana presentó la candidatura “culto y devoción de San Genaro en Nápoles y en el mundo” para que sea integrada en la lista de Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO.

La propuesta deberá pasar primero por la validación del Ministerio de Cultura italiano, dirigido actualmente por el ministro napolitano Gennaro Sangiuliano, que participó en el acto de presentación.

Nápoles, ciudad religiosa y supersticiosa, siente una honda devoción por este obispo del siglo III que fue ejecutado durante las persecuciones a los cristianos ordenadas por el emperador romano Diocleciano, poco antes de que este culto fuera aceptado.

La tradición cuenta que, tras su decapitación, una mujer recogió un poco de su sangre en un frasco y desde entonces se conserva con celo en la catedral napolitana.

Tres veces al año, miles de fieles napolitanos y de todo el mundo -gracias a su retransmisión- siguen con atención el conocido como “milagro de la sangre de San Genaro”.

El arzobispo de turno toma las ampollas con la sangre, solidificada por el paso de los siglos, y tras moverla recobra su forma líquida. Lo contrario es considerado como un mal presagio en esta ciudad a los pies del volcán Vesubio.

Se trata de la tradición más arraigada de Nápoles y se lleva a cabo tres veces al año: el sábado previo al primer domingo de mayo, el día 19 de septiembre, en su fiesta patronal, y cada 16 de diciembre.

La ciencia ha cuestionado en múltiples ocasiones este fenómeno y ha solicitado el estudio de la sustancia conservadas en las ampollas y custodiada férreamente en la Capilla del Tesoro.

Un grupo de científicos aseguró en la revista Nature en 1991 que había obtenido una sustancia similar del color de la sangre a partir del polvo de molisita (presente en los volcanes) con propiedades tixotrópicas, es decir, que se licuaba si era agitada.