Guatemala
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Perspectivas económicas 2023

La semana pasada fui invitado a un conversatorio en la UFM para comentar sobre perspectivas económicas para el 2023. La pregunta inicial era: ¿Podrá la economía de Guatemala blindarse contra la recesión global y continuada inflación que se vaticina para el próximo año? Veamos los datos, según el Banco Mundial, “el mundo podría estar avanzando poco a poco hacia una recesión mundial en 2023 y una serie de crisis financieras en los mercados emergentes y las economías en desarrollo”.

Para el caso de Estados Unidos hay algunos consensos entre firmas como Bloomberg y la agencia calificadora Fitch de que Estados Unidos entrará en recesión el próximo año, sin embargo, hay que reconocer también que Goldman Sachs asegura que Estados Unidos esquivará la recesión, pero será un año “mediocre en la bolsa”.

Con esta información, ¿qué podemos esperar para nuestro país? Mi perspectiva con base en la data analizada del Banco de Guatemala, así como del FMI, sobre las remesas, las exportaciones, inversión, edad promedio de la población y urbanización, me lleva a concluir que Guatemala está blindada contra la recesión global y tendrá un crecimiento positivo el próximo año. Nuestro país crecerá alrededor de 4% este año y probablemente un 3.5% en el 2023, lo cual comparativamente es muy alentador, tomando en cuenta el escenario global.

Ahora bien, respecto de la inflación, este año estará cerrando alrededor del 10%, lo cual sí es una preocupación para todos los guatemaltecos. Este tema, que está siendo una prioridad para el Banco de Guatemala, llevará a decisiones difíciles para incrementar la tasa de interés, gran parte debido a la inflación importada que tenemos, que ayudará a que el próximo año pueda reducirse la inflación a un 5%.

Dónde deben estar las prioridades para nuestro país, el estudio realizado por firmas internacionales dentro de la iniciativa Guatemala No Se Detiene, recomienda que Guatemala debe en los próximos ocho años, seguir trabajando para aumentar la inversión en formación bruta de capital fijo —especialmente en infraestructura vial— para aumentar el porcentaje de 15% del PIB, que cerró en 2021 a por lo menos 23% en los próximos cinco años, para llegar a un 26% al 2030.

Otras recomendaciones implican aumentar la inversión en capital humano, especialmente en inglés, programación y habilidades gerenciales con iniciativas de aceleración empresarial como ScaleUp y otras que existen en el país, brindar mayor certeza jurídica, con un enfoque muy claro hacia un Estado 100% digital, potencializar la industria turística y seguir facilitando los procesos y el clima de negocios hacia la atracción de más inversión extranjera directa. Un tema en que definitivamente el Gobierno de Guatemala, a través del Ministerio de Economía y Pronacom, se han enfocado y que están superando las metas que se tenían inicialmente.

Ahora bien, otra pregunta era si ¿podría esperarse una sacudida electoral en Guatemala en el 2023? Allí es donde existe la mayor preocupación, no solo porque todavía no queda claro qué candidatos podrán efectivamente correr en la elección, las normas que dejó la reforma electoral son muy ambiguas, por lo que esperaría que la Corte de Constitucionalidad de mayor claridad y pueda impugnar la actual redacción del artículo 94 bis sobre campaña anticipada, ya que su aplicación se presta totalmente a arbitrariedades, así como otras solicitudes que el sector empresarial organizado han hecho recientemente. Un proceso electoral confiable debería ser la prioridad para todos los sectores.