Guatemala
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Urbanismo y pandemia

El Fondo Monetario Internacional (FMI) acaba de reevaluar las perspectivas de crecimiento para 2020 y 2021 y ha declarado que hemos entrado en una recesión, tan seria o más que la de 2009. El FMI prevé que solo habrá una recuperación en 2022 si el mundo logra contener el virus y tomar las medidas económicas necesarias.

“Tenemos proyectos de arquitectura elaborados por célebres arquitectos para atacar los efectos de las pandemias de principios del siglo XX, como la gripe española. En los últimos 150 años, la expectativa de vida ha aumentado alrededor de 45 a 80 años y es justo afirmar que la mitad de eso se debe a la arquitectura y la ingeniería y la otra mitad, a la comunidad médica”. BBC

Los diseños verdes son responsables de que hayan convertido el futuro de la arquitectura, aunque no todos sepan de qué se trata. Estos conocimientos los obtuve en nuestros trabajos del Plan Regulador de la Antigua Guatemala, que acentuó mis conocimientos de los famosos patios residenciales con vegetación interna, que expuse en mi tesis de graduación, sobre la vivienda.

Así mismo, realicé varios trabajos como el edificio comercial El Patio, cuyo diseño se basaba en un patio abierto con jardineras y voladizos ajardinados dentro de una expresión plástica del edificio. Es en el espacio arquitectónico donde se sintetizan todos los factores materiales, formales y compositivos que lo definen y le dan entidad al edificio.

Y creamos más espacios abiertos como el proyecto de la Plaza de Mayor o de la Constitución, con parqueos subterráneos para aliviar la concentración vial y evitar la contaminación atmosférica, pues nuestra salud y la del planeta dependen del diseño de las ciudades.

A la par de la Plaza Mayor realizamos el nuevo parque Centenario jardineado junto a la concha acústica. Estos esfuerzos representaron el reconocimiento del Programa Cívico Permanente del Banco Industrial e izar la bandera nacional en honor de los arquitectos en su día, siendo decano el arquitecto Jorge Montes.

En los 80 realizamos el plan de peatonalización arbolado de la sexta avenida para la Cámara de Comercio, junto al Arq. Arturo Guirola y otros funcionarios de la policía de Tránsito de la ciudad, dejando una escuela de arbolización urbana que se proyectó en todo el centro.

Por otro lado, después de platicar con el Arq. Roberto Aycinena, quien me contrató para desarrollar el Plan Maestro de la Ciudad Universitaria de la Universidad de San Carlos que se planteó con un módulo base con todos los edificios entre patios verdes. El arquitecto Aycinena había sido parte de la terna examinadora de graduación y había realizado el edificio de arquitectura con este concepto del patio histórico.

Después se desarrolló el proyecto Renacentro, que se originó desde la Facultad de Arquitectura de la Universidad de San Carlos en 1989, a través de su autor, el arquitecto Fernando Masaya, decidido a trabajar por el renacimiento del Centro Histórico de la ciudad de Guatemala e integrándose al patrimonio histórico cultural artístico del contexto social y económico de la ciudad, y se dedicó a la conservación, no solo de los monumentos, sino de los sitios y edificios que son determinantes por su valor histórico, con el fin de despertar el interés de nuestra cultura.

En tanto vino la pandemia del covid-19, que es mucho más que una crisis de salud, pues afecta a las sociedades y economías y su impacto está incrementando los niveles de pobreza y desigualdad.